El pop no es arte. El arte es pop

Sigo en mis trece, a la hora de defender un concepto de la música pop, como algo lleno de implicaciones sociales, politicas etc, y no solo como un arte entre las artes. En este sentido defender un pop diferente, implicaría abrir las posibilidades a nuevas formas de actuación. Organizar células de resistencia realmente independientes y autogestionadas, manejar la provocación, la perturbación, el arte como actividad y agitación, en la que deje de haber espectadores y consumidores, frente artistas creadores de productos.
Una reflexión que puede apoyar mi crítica a los festivales de esta década y no solo al primavera sound, es que los artistas de más peso en el cartel son los de siempre, y el primavera ha intentado fingir que no era así, mezclando a todos los grupos para dar la impresión de que las nuevas propuestas eran tan importantes como los clásicos.
La gran mayoría de grupos de peso que actuaban en el escenario principal son clásicos del indie establecido. En concreto son grandes glorias de los noventa y de la explosión indie de esos años. El sonido de esos grupos y su actitud se nutrió a partir de la confluencia de numerosas inquietudes que rodeaban a la juventud de esos momentos.
El sonido que quedó es valorado únicamente como una manifestación artística y en cierto sentido formal, y se ha descartado el posicionamiento que implicaba un sonido al intentar hacer la última gran revolución del rock.
Sé que un festival no es el sitio adecuado para esperar nada medianamente subversivo, pero lo que si que creo es que como público deberíamos empezar a romper con estos eventos del gran mercado y empezar a darnos cuenta que somos mucho menos libres de lo que creemos.
Y afirmo porque así lo siento lo siquiente:
Que las canciones de la primera época de Sonic Youth o el Loveless de My Bloody Valentine son piezas de museo en este contexto.
Que son canciones muertas para este gran funeral del indie.
Que los grupos nuevos dependen de los dinosaurios para que alguien vaya a verlos mientras a los primeros les pagan una pasta y los segundos tiene que dar las gracias.
Que fuera de estos festivales supuestamente indies no hay salas dispuestas a apoyar nada, ni djs dispuestos a pinchar nada nuevo, ni dinero de este gobierno que sólo apoya a dos grupos de poder: los actores de régimen y los músicos del régimen.
Que realmente si queremos que la creatividad y el libre pensamiento no mueran definitivamente en este pais, tenemos que crear redes fuertes y que planten cara a este estado de cosas.
Que no podemos seguir manteniendo una actitud docil y confiada con este sistema económico y político.
Que ahora sólo podemos hacerlo nosotros y no podemos tener fe en algo del más allá que nos vaya a salvar( ni instituciones, ni buenas voluntades, ni en el libre mercado que todo lo soluciona).
Que la música y el arte no es arte y música.
Que yo no soy un profesional. Que yo no creo productos.
Que tú no estás ahí para escucharme. Que tú estás creando cuando participas del arte.

¿Eso era el punk no?. Pero que le jodan al punk!

4 comentarios:

HOFFA dijo...

Qurémos escuchar el programa 5!!!

Anónimo dijo...

Si señor...un buen golpe en la mesa

Anónimo dijo...

vaya mierda de pagina colega: hablais sin tener ni puta idea de nada. ¿No estudiareis periodismo? porque eso confirmaria mi más que acertada conviccion.TRISTE SEÑORES, más aun este artículo; no te sirvio de nada leer la wikipedia amigo.asco coño.

Anarka Arkitecto y Andaluz..ou yeah!

ABSURDISTA dijo...

Si eres anarquista no sé cual es lo que te ha podido crear este malestar con nuestro blog. Yo realmete creo que casi todos los post incluido este, lo que pretenden es hacer de la música un medio para la liberación de cualquier autoridad.
Si no te importa, me gustaría que desarrollases mejor tus argumentos, porque creo que a penas se entiende lo que quieres decir.

Anarka barrendero y de Villaverde bajo!

Radio Aplasta tus Gafas de Pasta

Programas antiguos de radio Aplasta tus Gafas de Pasta

Seguidores

Archivo del blog