¿Por qué escribimos canciones?

¿Para que se escribe una canción? ¿Cual es la motivación real para que alguien componga, ensaye y finalmente grabe una maqueta o un disco?


Yo tengo mi propia teoría al respecto, creo que no solo se trata de querer ser admirado, o de simple egocentrismo, sino que se trata de algo más. Socrates, en uno de los dialogos de Platón, dice que la ternura del amante no es una afección benevola, sino un apetito grosero que debe saciarse. Es decir que cuando un amante te colma de regalos y de caricias en realidad lo que está sintiendo es el placer de darte placer. Y me parece a mi que de la misma manera que el amante necesita saciar su apetito grosero de amar dandole regalos y caricias al amado, el escritor necesita saciar su apetito grosero de crear dandole placer al oyente.


Por eso normalmente un artista necesita tener algo de exito, o de lo contrario cae en un estado de frustración similar al del amor no correspondido. Querer alcanzar el exito va algo más alla de la avaricia o del deseo de fama. No digo que un artista este por encima de estos deseos, solo digo que nadie se toma la molestía de escribir una canción solo para conseguir dinero o hacerse famoso, de sobra es sabido que hay maneras mucho más comodas y sencillas de lograr estas cosas.

Por eso es triste el estado actual de la música, donde unos pocos acaparan todo el mercado de oyentes y la mayoría de los artistas vagan como amantes despechados, con mucho que dar pero con nadie a quien darselo y sin saber que hacer con ello.

Como consuelo a los que no logran un moderado exito está la función terapéutica del arte, uno sublima algunas emociones intensas que le corroen y las transforma en algo mejor. Coge todo lo malo, todo lo que no tiene sentido de su vida y lo recicla transformandolo en algo bueno y hermoso.


Hace no mucho por causas laborales tuve que pasar una temporada solo en una isla donde no conocía a nadie, y podia perfectamente pasarme un fin de semana entero sin haber abierto la boca para hablar. No es de extrañar que al final me pasase factura y a finales de junio tuve un ataque de ansiedad, y permanecí tumbado en el suelo durante una hora, con una presión en el pecho y una sensación de muerte inminente. Tuve varios episodios parecidos, durante un par de semanas, aunque han desaparecido ya al volver a Madrid. Pero esto me llevo a escribirme una serie de cartas con un amigo, donde él me explicaba un poco lo que era la ansiedad y me daba algunos consejos para reprimirla. También me explico como en cierto modo empezó a escribir música como forma de vencer esa ansiedad que sentía. Copio aqui algunas de las cosas que me dijo y que creo que vienen muy al caso.

Las canciones nunca me han importado más que como terapia, como curación. Por eso los conciertos siempre los he necesitado para desahogarme, pero no para mostrar formas, melodías o cosas de esas del arte formal. La catástrofe es eso. El diablo adolescente era un poco eso tambien, pero por el camino surgían canciones. Pero las canciones estaban inspiradas en la experiencia del arte roto. Sé que el público no me interesa, y que quiero que ellos también se liberen, no que me admiren o me reconozcan. Me dan igual los grupos de rock y de pop, son aburridos. Me gustan los que les sale algo sin quererlo. Cuanndo las cosas empiezan a profesionalizarse me aburren estrepitosamente. Me da igual la música. Nunca hubiera podido tener un grupo de verdad.

Y yo le contesté lo siguiente:

Para mi el pop representaba lo hermoso y lo sencillo y el rock lo emocionante y lo divertido al contrario que para tí. Si, yo también lo usaba como metodo de sanación, pero para mí era una evasión para todo ese malestar que sentía, porque si me encerraba en aquella nave polvorienta con una guitarra electrica podía desfogar toda mi frustración y mi ira por estar enfermo, y además imaginarme que no estaba enfermo, y si cantaba una canción de amor podía de algun modo sentirme amado cuando nadie me quería y sentirme hermoso y especial cuando en realidad no era más que un adolescente torpe y vulgar que a todo el mundo le caía mal y que la mayor parte del tiempo se encontraba avergonzado e incomodo por una enfermedad que no podía evitar. No podía hablarlo con nadie así que a traves de la música podía temporalmente olvidarme de ello.

Me ha parecido adecuado poner aqui este pequeño intercambio de opiniones acerca de porque cada uno escribíamos canciones, porque me parecen muy ilustrativos de las distintas razones y motivaciones que pueden empujar a distintas personas a realizar música.

2 comentarios:

absurdista dijo...

Ma ha gustado mucho!

Miguel dijo...

me ha encantado. y sí, es todo terapia. hay hechos que me han marcado mucho en mi vida y una vez que los hago canción paracen que duelen menos, no sabría explicarlo bien.

Radio Aplasta tus Gafas de Pasta

Programas antiguos de radio Aplasta tus Gafas de Pasta

Seguidores

Archivo del blog