Revuelta juvenil en Pozuelo

No se sabe muy bien lo que pasó la madrugada del domingo en las fiestas de Pozuelo de Alarcón. Un pueblo acomodado donde los haya, que no tiene conflictividad social de ningún tipo y donde los jóvenes deberían dar gracias por haber tenido la suerte de nacer allí. Aunque la mayoría de gente implicada en la violencia no era del municipio, la mayor parte eran de municipios limítrofes, con iguales condiciones económicas y sociales favorables. Las razones de esta revuelta estriban en otro tipo de motivaciones. Frente a psicólogos que ponen el grito en el cielo sobre el papel de la autoridad en las aulas y dentro de las familias, y hacen el llamamiento a la implantación de valores sarkozicianos: respeto, autoridad y exigencia -que le gusta tanto a mi madre por ejemplo y a casi cualquier padre y persona considerada de bien, es decir, los autoproclamados buenos y justos- nos encontramos la realidad mediante la cual, los buenos y los justos resuelven los problemas que pretenden criticar. El pasado domingo se quedaron cortos, pero lo normal es que cada noche en madrid, a la mínima reunión juvenil, aparezcan entre diez o veinte lecheras para demostrar quien es el que manda, haciendo una labor educativa impagable para un chaval de catorce años que automáticamente comprende la lógica sobre la que está cimentada ese tipo de acciones, es decir la de la pura fuerza física, me refiero, una legalidad basada en la fuerza. Es lo que suele pasar cuando un estado empieza a dejar de lado la educación basada en la argumentación y la cultura, y a los jóvenes se les desmonta la capacidad crítica, dejándoles en manos de un mecanismo estímulo respuesta, basado en esto si, esto no, sin que ellos sean capaces de tener una conciencia ética que les permita interiorizar y diferenciar las cosas buenas de las cosas malas. Pero los buenos y los justos, han venido con la policía y los jóvenes han interpretado el menseje al que les tenían acostumbrados. Esta vez ellos simplemente eran más.. seguramente la próxima vez lo solucionarán prohibiendo las fiestas como suele pasar...

11 comentarios:

eLeNa fLores dijo...

en un mundo que parece lleno de libertades, zaz! todos los "gobiernos" se vuelven paternalistas. en méxico es igual.

saludos,
por cierto, llegué a su blog por los premios e los que estais inscritos.

elenaonfashion.blogspot.com

Mariano Zurdo dijo...

Es un tema muy complejo en general este del botellón y el control policial. Por un lado está la presión de los vecinos (de la sociedad formal en general), por otro los jóvenes divirtiéndose que la mayoría de las veces no hacen nada malo. Aparte de ser una panda de cerdos, no es por nada, porque el botellón no es un invento moderno, pero los residuos que deja sí, antes éramos un pelín más limpios...
Pienso que la actuación policial en estos casos debe de ser mucho más serena y con mucha más inteligencia. Es mi humilde opinión, claro está.
Un abrazo zurdo

Daniel de la Mancha dijo...

Bueno, nunca sabremos seguramente las verdaderas razones que provocaron los disturbios. Es posible que tengas razón y se deba a una presión policial innecesaria o demasiado brutal, no sería sorprendente, y hasta las mismas autoridades admiten que no es una zona conflictiva, pero lo realmente preocupante es como el ser humano recurre a la violencia y se entrega a ella de esa manera, como si lo disfrutase. Esto me recuerda a lo que nos dijo selu de como en las fiestas de su barrio se monta todos los días en un lugar determinado una pelea a lo salvaje oeste, como la gente queda para poder pegarse ¿será ese el problema de fondo? ¿Será que el ser humano disfruta, se emociona y se exalta mediante la violencia?

Absurdista dijo...

Yo creo que no es una pregunta, es una afirmación, pero habría que matizar, yo no creo que la violencia indiscrimidada sino la crueldad, que ha sido una de las fuentes de placer más grandes a lo largo de la historia. De hecho, nuestras fiestas populares dan buena muestra de ello. Tal vez esta crueldad, no se haya asumido ni para bien , ni para mal, simplemente se la ha reprimido, y eso es lo contrario a la educación, que como tantas cosas en este pais se ha dejado en manos del misterio o de lo pecaminoso, ejerciendose de una manera brutal en la clandestinidad. Por eso, aprendamos a ser crueles, seamos unos crueles más listos, mas buenos en el sentido de virtud, no de rebaño, saquemos todas las potencialidades a la crueldad que tanto nos ha dado y no la exterminemos; eso sería tanto como arrancar nuestros dientes y nuestros intestinos por estar diseñados para la crueldad

Daniel de la Mancha dijo...

No se, no veo ninguna manera de desarrollar la crueladad que no sea perniciosa. Y aun así admitir esto, admitir que todos somos crueles, me resulta horripilante y no me lo acabo de creer.
Pero imagino que lo que quieres decir, es que en una sociedad pre-neolítica, los humanos podrían satisfacer sus pulsiones violentas mediante la caza por ejemplo, y que a partir de la implantación de la agricultura y hasta la actualidad toda esa energía que se usaba de una manera digamos sana y positiva para la comunidad, en la actualidad necesita una vía de escape, que se da en peleas, disturbios, que resultan, o incluso matando marcianitos en el ordenador. Pero esto es sociobiología y ya me advirtió mi profesor de ciencias del instituto que nada bueno podía salir de la sociobiología.

Federica Pulla dijo...

Bueno... yo vivo por la zona y, os lo digo en serio, los niñatos de por aquí están ABURRIDOS y COLGADISIMOS. Y no es algo nuevo. Desde hace años, los fines de semana se decican a beber, a hacer el imbécil y a DESTROZAR todo lo que encuentran en los lugares públicos por donde pasan.

El problema es que lo hacen como puro divertimento. Aquí no hay causa antisistema y motivos culturales ni nada. Simnplemente, tienen a papá y mamá detrás, tienen pelas, tienen tiempo y en vez de canalizar todo eso para hacer algo positivo, lo utilizan en hacere lo que les sale de las tetas sin tener que ver con nada ni con nadie. Simnplemente son unos putos descerebrados. Sin más.

Absurdista dijo...

Bueno, me recuerda a la peli rebelde sin causa pero a la española, tambvién me vienen a la cabeza cosas como historias del cronen, donde el ser descerebrado es algo inherente a ser joven o adolescente. No hace falta ninguna razón política, es simple descontento, y precisamente viene de la gente más acomodada, porque esa forma de vida pasa por una crisis. Lo que es verdad es que nadie se ha dedicado a dar a los jóvenes más que dinero, ves a los ídolos juveniles, y son futbolistas forrados, los grupos como Jonas Brothers, o Hanna Montana, la música que escuchan está relacionada con el poder (raperos llenos de chicas casi prostitutas y cochazos). Así no se puede ser otra cosas que un descerebrado.
Respecto a lo que dice Dani, croe que no me refiero al neolítico, me refería a la historia documentada. Las sociedades agrícolas y ganaderas han sido crueles y esto ha sido siempre uno de los mayores espectáculos. Desde el circo romano, hasta las ejecuciones en la plaza pública, incluso cosas que llegan hasta hoy en dia, como las lapidaciones públicas. De echo, la justicia se ha basado hasta hace muy poco en la crueldad, o más bien la venganza casi siempre ha obtenido su placer en la crueldad, en las pelis el malo siempre es cruelmente ajusticiado, y los que se consideran buenos disfrutan como el que más, todas las relaciones humanas son crueles. La solución no es decir, yo no soy cruel, yo no soy como los demás, pues esto causa un efecto mucho más pernicioso, ya que los considerados no crueles, reaccionan contra los crueles, de una manera aún más cruel, por considerarlos algo así como bárbaros o no humanos. La solución es claramente la capacidad de crear algo nuevo a partir de lo que somos. No puedo negar mi crueldad, la solución no es sentirme avergonzado por sentirla, o reprimirla y luego soltarla de una manera mucho más despiada, sino conocerme, saber porqué soy así, y según voy siendo autoconsciente de mis propias pasiones las podré canalizar hacia un fin o hacia otro. Eso si, con una edcucación que lo único que nos muestra es que estudiar es bueno y salir de fiesta es malo no se consigue nada. lso jóvenes quieren salir y lo necesitan, quieren gritar, emborracharse, ligar, tener experiencias, insultar a un policía incluso, pero si educamos alos jóvenes en la falta de libertad nunca se harán responsables de sus actos, siempre serán niños pequeños que nunca han salido de la protección de su instituto-casa. Este es el resultado de utilizar los institutos como jaulas para que los adolescentes no se juntaran con una sociedad perversa, en vez de enseñarlos a vivir dentro de esa sociedad.

Deprisa dijo...

En este país todo se soluciona prohibiendo. En lugar de pedir responsabilidad a los jóvenes y a sus padres (los cuales van siendo hora de que conozcan a sus retoños), prohíben las fiestas. Que prohíban vivir, así no mataremos a nadie.
Un saludo,
Deprisa

Daniel de la Mancha dijo...

Se ha confirmado que el ayuntamiento de Pozuelo ha decidido prohibir beber alcohol en la vía pública durante las fiestas que durarán hasta este proximo domingo.
No es sorprendente la verdad.

absurdista dijo...

eso es, viva la cocaina!!

dijo...

Da igual que sean acomodados o no. Son jóvenes, si no lo hacen ahora cuándo lo van a hacer. Esa noche la comentarán una y otra vez hasta el aburrimiento y cuando sean unos adultos patéticos y unos viejos chochos seguirán repitiendo la anécdota en una infinidad de noches del remember when, ¿te acuerdas cuando se la liamos a los maderos?

Radio Aplasta tus Gafas de Pasta

Programas antiguos de radio Aplasta tus Gafas de Pasta

Seguidores

Archivo del blog