Pavement se vengarán del Benicassim 97 en el Primavera Sound 2010

La década 00 muere, y una nueva década comienza en medio de la vuelta de algunos de los grupos de los noventa más significativos. Pavement era uno de los que faltaba, y es una cosa curiosa, los grupos que más ilusión nos hace ver en muchos festivales y los que más poder de convocatoria tienen, son los grupos de décadas anteriores. ¿En un futuro no muy lejano, a alguien le hará la misma ilusión que vuelva ese marasmo de grupos que hubo en los últimos años, que fueron lo más grande durante unos meses, y cayeron en el más absoluto olvido en los meses siguientes?
A veces pienso que la música tal y como la conocimos tuvo sus últimos momentos de realidad en esa década, con la que terminaba el último sueño del rock and roll; me refiero al del rock independiente, al de jóvenes que se volvieron locos escuchando música y una multitud de sellos, sonidos, estilos, empezaron a tener un hueco entre los gustos de una amplia mayoría de una generación. Tal vez, lo que llegó solo era mercadotecnia, pero era una mercadotecnia que tenía una base real, que recibió el influjo de todo lo que había estado pasando en el indie, el hardcore, el noise etc.. que se había mantenido bajo tierra tantos años. Pavement eran esa cosa intermedia, el triunfo de un grupo que hoy en día sería inconcebible que triunfara, simplemente por una cuestión de imagen, incluso en sus primeros discos su amor por la imperfección estilística hubiera sido identificado con algo excesivamente cutre. Ya sé que les vino muy bien la moda grunge de esos años; pero si esa moda permitía a los grupos hacer la música que les daba la gana y arrastrar la voz de esa manera cansada, ser niños bien, sin ser borjamaris, ir vestidos como si estuvieran en su casa, y mostrar ese desapego indie hacia todo tipo de ritual de poses roqueras, me alegro de que haya existido ese momento. Me da la sensación que la mayoría de los discos que hemos oido en los 00 suenan pretenciosos, artificiosos, vacios, que envejecen a la primera escucha, que siempre se parecen a algo mejor, no sé... espero que en el museo de historia de la música indie que es el primavera sound, podamos ver una buena representación de lo que un día fueron esos años noventa en los que el apocalipsis nunca llegó..

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Es de los artículos que más me han llegado

Anónimo dijo...

TIENES TODA LA RAZON, YA ERA HORA DE QUE ALGUIEN LO DIJERA.
ENHORABUENA POR EL ARTIC.
P.H.

Radio Aplasta tus Gafas de Pasta

Programas antiguos de radio Aplasta tus Gafas de Pasta

Seguidores

Archivo del blog