Que coño hacen Vetusta Morla, encabezando festivales de moda: el humor en el indie



La misteriosa, imperial y castiza población de El Escorial, alberga a uno de los grupos que mejor está interpretando esa tradicón española que interpreta el pop, el punk, y el tecno, desde el punto de vista del humor y la falta de prejuicios más absoluta. La movida fué uno de los momentos que más aceptó y promovió el sentido del humor dentro del pop. La traducción de lo que se hacía fuera de españa a la idiosincrasia española, hizo que esa peculiar forma de entender la vida de los pueblos mediterraneos, en esa frontera entre la crítica ácida y el chiste, el sarcasmo y la mística, llegaran a fusionarse con los nuevos sonidos llegados de las avanzadas tierras anglosajonas. Ejemplos de esta peculiar visión los encontramos en Un Pingüino en mi ascensor, Siniestro Total, Aviador Dro, Almodovar y Mcnamara o Kaka de Luxe.

El rechazo llegó con la crisis existencialista que a principios de los noventa proporcionó el movimiento indie, que prefirió destacar aspectos más dramáticos y acercarse a los sonidos anglosajones de una manera más directa, rechazando el ambiente a veces excesivamente banal hacia el que a finales de los ochenta se orientaron los coletazos a largo plazo de lo que fué la movida. Estos primeros noventa son años en los que la gente que revindica el humor dentro de la música consideró nefastos. La mística se apoderó de todo, cumpliendo un movimiento dialéctico que rige los sucesivos vaivenes del espíritu castellano a lo largo de la historia (de la mística al libertinaje materialista y del libertinaje materialista a la mística). Los planetas y su neoplatonismo empaparon casi toda la literatura pop en castellano, y las palabras preferían eludir el sentido mundano, a la manera de Señor Chinarro, o en su mayoría hablando de las cosas con la lejanía que produce la utilización de una lengua tan poco amable para la forma de entender la vida de los latinos como el inglés.



Todo empezó a cambiar a finales de los noventa, con la revindicación de la movida, produciendose el efecto contrario, eliminando toda la tendencia mística anterior, y retornando a lo mundano y a una especie de catolicismo libertario, esta vez desposeido de su caracter post franquista, y convertido en una ácida visión posmoderna que describe la alienante vida del español medio y su incapacidad o no voluntad de trascendender a un nivel espiritual o moral superior. Gente como el colectivo austrohúngaro, sintetizó y agrupó mejor que nadie esta forma de entender el pop y lo largo de la década, hemos tenido ejemplos de hijos más o menos putativos de esta tendencia que ha dominado el espíritu de nuestra época. Gente como los Punsetes, Anntona, Tarántula, y de una manera extrema y llevada hasta el paroxismo Garbanzo, han mantenido en los últimos años el espíritu de esta tradición que los noventa había borrado.



Garbanzo en la primera convención Aplasta tus gafas de pasta


A punto de cambiar de década, y tal vez de un giro dialéctico en el panorama del pop español,  Los directivos  nos ofrecen una visión mucho más radicalizada y directa de esta unión profunda entre humor y pop, en la que bascula la música española frente al ascetismo noise y psicodélico. Hacen un ataque lúcido y certero a algunos de los temas de actualidad, y yo me parto el culo con "La Tortura" y su frase "que coño hacen Vetusta Morla, encabezando festivales de moda, en mis tiempos no pasaba esto, lo in era lo in y el resto era el resto", pero no se quedan cortos en su visión del tema de las olimpiadas  y sus referencias a Gallardón, y Florentino Perez entre otros. No se sabe nada más del grupo, sólo que son del Escorial, el resto se mantiene en un misterio absoluto y en los foros se especula con el origen de los miembros del grupo. Hay gente que ha llegado a decir que algún miembro del grupo pertenece a  la familia real, también  hay gente que afirma que uno de los miembros podría estar implicado en el caso Gürtel. En todo caso, Madrid y España se miran al espejo que refleja la caricatura de nuestras vidas  ridículas, con  Los directivos, GGQuintanilla, o Los Lagos Hinault entre otros como. Gracias por hacernos reir con nuestras propias miserias.



vetusta morla disfrutando del éxito entre el público indie

5 comentarios:

Alessandro Costacurta dijo...

Yo pensaba que detrás de los directivos estaba Koldo Ripollón!!

danihd dijo...

Pues a mí esa voz me suena precisamente a Carlos Ynduráin, el de Los Lagos de Hinault.

Anónimo dijo...

Yo había oido que son familia del cantante de Vetusta Morla, por cierto el análisis del pop español es excepcional, yo metería a los Nikis como máximos representantes del pop con humor

ernesto dijo...

Acojonante el grupo y todo lo que contais, yo también aplastaré mis gafas!

Anónimo dijo...

intelectuales farloperos... no se la chupan xq no llegan

Radio Aplasta tus Gafas de Pasta

Programas antiguos de radio Aplasta tus Gafas de Pasta

Seguidores

Archivo del blog