Entrevista a The Pains of Being Pure At Heart: En el instituto eramos unos bichos raros.


The Pains of being Pure at heart, son la cabeza visible de una escena internacional de grupos de indiepop, que llevan años moviendose bajo el suelo y publicando sus discos gracias a sellos idealistas sin ánimo de lucro como son Asaurus, Cloudberry, Series two, o Wee Pop! De hecho los seguidores más antiguos del grupo ya escuchaban versiones primigenias de sus canciones en pequeños CDRs de 3", y tarareaban la melodía de "Kurt Cobains Cardigan" mucho antes de que el legendario sello Slumberland los catapultase a primera línea, y antes de que Heineken decidiera llenar sus arcas montando el gran Circo Price del indiepop.


El pasado jueves tuve la oportunidad de hablar con Kip, el cantante de The Pains, en una parada de autobus, a la salida de la fiesta HDIF y hacerle una breve entrevista para Aplasta tus Gafas de Pasta.

No tenía nada preparado, pero la primera pregunta era obligada, quería saber que le había parecido el concierto de Madrid, que por desgracia, tanto revuelo ha montado en foros y sitios de internet.

- "Lo de Madrid fue una verdadera locura - me dijo - "Era la primera vez que tocábamos en España con la excepción de nuestra actuación en el Primavera Sound de Barcelona, y de pronto estábamos tocando como en una especie de circo, era como un gran auditorio, y para unas 1500 personas, y sabes, en realidad nosotros solemos tocar en salas mucho más pequeñas, y no somos la clase de grupos que está acostumbrado a tocar en conciertos así.

Cuando le pregunto acerca del sonido se encoge de hombros, y muy comedidamente me dice

-"Realmente no eramos muy conscientes dentro de como estaba sonando fuera, si bien o mal, pero lo pasamos muy bien y la gente parecía contenta."


Actuación de The Pains en el Circo Price de Madrid

Para entonces la chica que esta con Kip se disculpa y nos interrumpe, porque por desgracia ya llega su autobús, pero parece que la suerte está de mi parte porque al girarme me doy cuenta de que también es el mío, así que podemos seguir hablando al menos durante los diez minutos que dura su trayecto.



Cuando estamos ya dentro del autobús y nos hemos puesto cómodos, sigo con las preguntas. Entre sus influencias nombran a muchos grupos y sellos ingleses, como los legendarios Sarah Records así que quiero saber como se sienten ahora viniendo a tocar en Inglaterra y como les esta recibiendo el público inglés.

-"Realmente lo mejor de todo ha sido poder conocer a algunos de los miembros de estos grupos como Stephen de The Pastels y Amelia de Heavenly. Sabes, la mayoría de ellos no fueron muy reconocidos aquí, y en Estados unidos todavía menos, pero nosotros crecimos escuchando su música, eramos los bichos raros, y ahora es genial poder conocerles, y nos hace mucha ilusión ver como algunos de ellos vienen a ver nuestros conciertos."

-Cuando le pregunto por su single en Cloudberry records y su relación con Roque el responsable del sello se le ilumina enseguida la cara, asombrado, y me pregunta

-"Conoces a Roque?



Bueno, en realidad no le conozco en persona, le explico, pero si que nos hemos escrito mensajes por internet e intercambiado discos. (A Roque el responsable de Cloudberry ya le entrevistamos para el blog aqui.) Kip me empieza a hablar de él con mucho entusiasmo.

-"Fue con Roque con quien publicamos nuestro primer E.P, antés de eso solo habíamos grabado una canción en un 7" a medias con el grupo The parallelograms, para su sello"- me dice apuntando a su amiga. -"Atomic Beat Records, lo conoces?"

Atomic Beat Records n 003

Tengo que admitir que no, y la chica se encoge un poco de hombros y mira al suelo, tal vez decepcionada, o tal vez no, no sabría decir. La miro con curiosidad mientras tomo una nota mental, para luego mirarlo.

Atomic Beat Records, es un sello inglés muy pequeño que no solo creyeron antes que nadie en "The Pains of Being Pure at heart", sino en algunos otros también indispensables como son "The Parallelograms" (que acaban de publicar un 7" postumo en Cloudberry), o The Pocketbooks (Que han sido incluidos en el recopilatorio de indiepop 09 de Rough Trade). Durante su existencia sin embargo solo han publicado tres referencias que podéis escuchar gratis aqui.

The pocketbooks

Después de algunas explicaciones, y de cambiar impresiones acerca de The parallelograms con ella, Kip continua explicándome lo que significó la aparición del sello Cloudberry no solo para ellos sino para toda la escena:

- "Roque ha realizado una labor enorme, tienes que entender que antes de Cloudberry el movimiento indiepop estaba de capa caida, no había casi nada y fue el el quien revitalizo toda la escena y devolvió a la gente la ilusión con todas las ideas que tuvo."

Hay le digo gente en España que considera que "the Pains of being pure at heart" tan solo son un hype más

-"Bueno no sé, la verdad es que siempre hemos sido muy "frikis"*, y nadie que nos conozca personalmente podría pensar algo asi, en realidad nosotros solo intentamos hacer canciones bonitas, tu nos has escuchado, simplemente hacemos, ya sabes, simplemente hacemos pop.

*En realidad Kip uso la palabra nerdy, que significa
algo así como un empollón friki
.


Se me acaba el tiempo, asi que le escupo la pregunta obvia, "Qué grupos nuevos te han llamado la atención últimamente?

-Bueno, ayer me gustó mucho el concierto de Veronica Falls, de momento solo tienen dos canciones en el myspace, así que tampoco puedo estar seguro, pero lo que he oído me parece muy emocionante. Y también me gustan mucho el último grupo que ha tocado esta noche en el HDIF, Allo Darlin'.

Quienes son Veronica Falls?

El autobús se detiene, nos despedimos apresuradamente entre sonrisas y agradecimientos, y cuando se bajan yo me quedo revisando una y otra vez en mi cabeza todo lo que me han dicho para no olvidar nada, y una vez que creo haber hecho un esquema mental aproximado de la conversación, aunque hay ciertas cosas que se seguro que se me han olvidado, y tampoco estoy seguro si a quien conoció fue a Stepehen de the Pastels, o a uno de los Vaselines, lo dejo estar y permito que mi mente empiece a divagar.

Empiezo a pensar en como The Pains probablemente arrastraran con ellos a un puñado de grupos hacia el éxito, y en como, los críticos musicales que hasta ahora no habían querido saber nada ni de Atomic beat, ni de Cloudberry ni de toda la escena que mucha gente ha estado alimentando con ilusión día a día, dirán como si fuese una novedad que esta surgiendo una nueva ola del indiepop, y así una vez más se completará otro ciclo más en la historia de la música independiente. Y solo el tiempo nos dirá que grupos serán los recordados por las futuras generaciones, si The paralellograms, o The Faintest Ideas, o Apple Orchard, o Celestial o Horowitz, o Pants Yell, o ninguno de ellos, o tal vez todos...pero eso no es lo importante, lo importante son los buenos momentos que les han entregado a una pequeña minoría de entusiastas que sin complejos supieron anteponer las buenas canciones a todo lo demás, canciones que en un mundo ideal encabezarían todas las listas de éxitos.

Pop en Brixton: La última fiesta How Does it feel to be Loved?

Si vas a Londres, mucha gente te dirá que evites ciertas zonas peligrosas como el Sur y en particular el barrio de Brixton entre otros. Considerado por algunos como la capital de las drogas de Londres, Brixton ha tenido un pasado turbulento, revueltas, guerras de bandas, abuso policial, racismo, e incluso ha llegado a sufrir actos de terrorismo nazi. Usado por extremistas para hacer apología del nacionalismo e incluso del racismo, el barrio vio como la conmoción de 1981 condujo a la aparición de una ley que permitía a la policía parar, cachear y arrestar a gente sin necesitar ninguna justificación o sospecha fundada.


The Clash denuciaron el abuso policial de la
zona en su canción Guns of Brixton.


En el barrio una zona aparentemente agradable con bonitas casas victorianas, puede estar junto a otra más descuidada y deprimida, donde no es raro ver como tablas de madera cubren alguna ventana rota, y donde los zorros merodean por los callejones oscuros lanzando alaridos inquietantes. Dicho así puede resultar un sitio un poco hostil y poco habitual para que Ian Watson un antiguo critico de la Melody Maker, decidiera organizar conciertos de indiepop, como el HDIF (How Does it feel to be loved?), pero nada más lejos de la realidad. Lo cierto es que, la cercanía del Barrio con el centro de Londres y los bajos precios de la vivienda en la zona han propiciado que desde hace unos años un montón de gente joven y artistas de todo tipo se muden allí, lo cual unido a la presencia de numerosos bares y salas de conciertos han hecho de Brixton actualmente una de las zonas nocturnas más vivas e interesantes de la ciudad y un lugar ideal para ubicar una noche de conciertos.


Portada del recopilatorio de HDIF que contiene grupos
que han tocado en las fiestas, incluye entre otros, a
Tender Trap y a The Butcher Boy


La sala Jamm, tiene una suerte de encanto decadente, con una terraza exterior que recuerda un poco al patio de una cárcel, y seguramente no se me ocurriría entrar allí casualmente si no hubiese oído hablar de él antes, sin embargo, se nota ya en el ambiente de la terraza que es un sitio agradable, y al cruzar la puerta me encuentro enseguida con un escenario donde un joven retraído, escondido bajo su abrigo canta una melodía sobre la que flota el fantasma de los Magnetic Fields. Se trata del primer grupo de la noche, King and the olive fields, y cuando el cantante termina su canción, sonríe nervioso ante los aplausos entusiastas, y mira dubitativamente a los demás miembros antes de empezar su siguiente canción, "mi corazón es una camara desechable" canturrea... y el público mueve la cabeza e un lado a otro siguiéndole.


King and the olive Fields

Después de ellos y después un gran concierto de la banda Of Mice and Mental Arithmetic (un grupo formado de las cénizas de los cantarines Deirdres), se suben algo acobardados al escenario unos chicos que han venido del noroeste de Inglaterra y que no están acostumbrados a tocar para tanta gente, son "This Many Boyriends" , hablan demasiado y bromean más de la cuenta, pero se les nota llenos de entusiasmo, y entre sus canciones más superficiales y jocosas como ''I don't like you because you don't like the pastels" o "We are indiepop heroes" de pronto hay canciones llenas de una emotividad conmovedora como "Number 1" o "It's lethal" donde el cantante despliega una voz preciosa e inesperada que deja al público aguantando la respiración para romper finalmente en aplausos y vítores de reconocimiento.


De cuando los OMAMA aun eran los Deirdres


El último grupo de la noche, y el plato fuerte, son Allo Darlin' grupo de Elizabeth Darling, que también toca en Tender trap, el último proyecto de la ya mítica Amelia Fletcher, lider de Talulah Gosh, Heavenly y Marine Research, y donde además toca la batería Claudia Gonson de los Magnetic Fields. De hecho mientras la veo cantando, quiero imaginar que haber visto a Heavenly en la epoca de Sarah records no debía de ser una experiencia muy distinta a ver ahora a Allo Darlin', no tanto por un parecido físico considerable con Amelia, ni tampoco musical, que no es demasiado exagerada, sino más bien por el ambiente de la sala, donde la gente canta y baila entusiasmada sus canciones. Aunque vale, admito que es muy posible que esto sea seguramente más bien una ilusión que yo me hago que una realidad, pero probablemente es lo más cerca que puedo llegar sin una maquina del tiempo.

Las canciones de Allo Darlin' a pesar de sus letras ingeniosas, tienen todas un aura de tristeza, como si la felicidad de las melodías fuese tan frágil que pudiera romperse en cualquier momento, y aquí y allá entre alusiones a Stephen Hawking y a Patrick Swayze, Elizabeth deja caer alguna frase en la que habla de amores rotos e inseguridades.


Versión acústica de la canción de Allo Darlin' Dear Stephen
Hawking incluida en el E.P. que sacaron con Wee Pop ya agotado.

Admite en una de sus canciones nuevas que les ha plagiado la rima de Gin and tonic con Platonic a The Smittens, pero que no importa porque a ellos les da igual. Alguien en el fondo de la sala, responde que los Smittens se la han robado también a los Magnetic Fields. Elizabeth sonrie y contesta divertida"Siempre se dice que todo el mundo toma algo prestado de los Magnetic, antes o después, no? Así que ahi lo teneis" y de ese modo el fantasma de Stephin Merrit vuelve a flotar sobre el HDIF.
Allo Darlin van a empezar una gira por Gran Bretana
con The School uno de los grupos del sello Elefant,
así que supongo que Luis Calvo se ha fijado ya en ellos,
y es posible que con un poco de suerte acaben viniendo
a tocar a España en el futuro.

Cuando me marcho, algo nervioso por las oscuras calles de Brixton, en lo que más pienso es en que el público londinense es verdaderamente envidiable, en como se les nota que disfrutan y apoyan a los grupos. Cuanta diferencia con respecto a la actitud de la gente en Madrid, que permanecen quietos, mirando con un gesto de escepticismo y desconfianza cuando no de desprecio ante cualquier iniciativa creativa.

Después de un rato esperando en la parada, no logró entrar en mi autobús debido a un exceso de gente y entre eso y mis recuerdos de los modernos de Madrid empiezo a ponerme de mal humor, es entonces cuando me giro y veo a Kip de "The Pains of being Pure at heart" que acaba de llegar a la parada, también proveniente de HDIF, y me animo a presentarme y a preguntarle si no le importaría que le hiciese unas preguntas para Aplasta tus Gafas de Pasta. Pero eso y lo que me contó acerca de su actuación en Madrid que tanta polémica ha creado, me lo reservo para la siguente entrada...

Hoy en Grupos Históricos: Los Suspensos

Escucharemos a Las Ruinas, Garrapateces y Veronica Falls, y recuperamos la sección de grupos históricos, con Los Suspensos


Que se siente al ser amado, y otras noches del indiepop londinense

Durante mi estancia en Londres, me ha sorprendido gratamente encontrarme con una serie de noches especiales, donde unos mismos organizadores juntan todos los meses a grupos que empiezan, de un estilo parecido y en un mismo bar para darles a conocer. Esto me parece una idea estupenda, porque siempre sabes, por ejemplo que el último jueves de cada mes, puedes asistir a un concierto en tal sitio de determinado tipo sin tener necesariamente que haber escuchado antes a los grupos, con la simple intención de tomarte algo, y pasarlo bien, sabiendo que no te vas a encontrar con un concierto de fusión flamenco-cubano-pop, de rock de barrio, o de heavy metal cantado en guachi guachi.

HDFI- How Does it feel to be loved (Que se siente al ser amado) es un colectivo, que organiza fiestas por toda inglaterra, anuncia conciertos, y llevan un sello discográfico de indie pop bastante interesante.


Este tipo de fiestas suelen empezar alrededor de las ocho o nueve de la noche, e incluyen por lo menos tres grupos, lo que resulta muy positivo para la asistencia de público, facilita que los fans de uno u otro grupo tengan la oportunidad de mezclarse, propicia una transferencia de unos a otros, y evita que los grupos toquen siempre para el mismo grupo de amigos y familiares aburridos como ostras que ya han visto ocho veces el mismo concierto.


This Many boyfriends, uno de los grupos que
tocarán este jueves en HDIF


Es un buen método para crear un pequeño circuito de conciertos, y seguramente Aplasta tus gafas de Pasta intentemos preparar de ahora en adelante algo así, en vez de los típicos conciertos esparcidos a los que os tenemos acostumbrados. Tengo fé porque la buena asistencia que han tenido las anteriores convenciones, por lo menos nos dan algo con lo que negociar. Por supuesto no será nada fácil en un ciudad como Madrid, donde las cancelaciones están a la orden del día, y las pegas para organizar cosas son siempre excesivas, y los bares no suelen dejar tocar a más de dos grupos por noche, por razones que no acabo muy bien de comprender y donde a pesar de que siempre estan todas las fechas cogidas para dar conciertos, asombrosamente uno se encuentra conque no hay una escena musical, o circuito de ningún tipo. De hecho lo que uno suele encontrarse es algo así como fiestas particulares, donde amigos y familiares pagan al dueño del local para alquilar su bar (indirectamente con la entrada y las bebidas) en un día de asistencia escasa, como puentes, días de diario y otros momentos poco propicios para que un grupo se de a conocer y así lograr un dinero extra para su negocio. Para colmo la dificultad de encontrar a un buen técnico es frustrante y molesta y capaz de hacer que un grupo estupendo suene fatal y se desanime.


Allo Darlin'


Así grupos que igual podrían y deberían prosperar, se consumen y mueren en la asfixiante ciudad de Madrid que intenta cancelar y eliminar todo lo que no sea negocios, inversiones y otros actitudes emprendedoras y de provecho.



Pero si conseguimos que esta práctica tan poco común en Madrid se extienda, y generalice, creo que podríamos, de este modo lograr crear una escena decente en nuestra ciudad. Algo que muchos estamos deseando y que venimos buscando desde hace tiempo.

Si además, estas iniciativas vienen acompañadas de un fanzine o un sello de CDs y vinilos, como es el caso de Twee as Fuck, o How does it feel to be loved, entre otros, entonces estaremos en buen camino para tener una escena musical saludable, donde podamos cuidar de nuestros grupos musicales, motivarles a seguir creando, disfrutar de ellos al máximo, y lograr que sepan, ellos también, lo que se siente al ser amado.

Como ser poppy hasta la médula: La fiesta Twee as Fuck

Escuchaba ayer en una entrevista que le hacían a Paul Simon como intentaba explicar la manera en que componía sus canciones, y aseguraba que le gustaba que hubiese cambios interesantes en la melodía y en el ritmo. Hablaba del sentimiento que le llenaba cuando una canción era típica, como le disgustaba saber perfectamente cuando empezaba a escribir una canción a donde le iba a llevar la letra, decía sentirse atrapado por lo obvio. Por supuesto aclaraba que sus primeras canciones, las que están ya por siempre en el inconsciente colectivo, no las hacía de esta manera, decía ser mas naif en aquel entonces, y que el proceso creativo surgía así de un modo más natural porque todo en aquella época resultaba tan naif como su lirica.

Simon & garfunkel, proto Twee Pop?

Su valor residía no en que fuesen interesantes melódica y líricamente sino en que habían significado tanto para tanta gente. Y creo que ha dado en el clavo en una mentalidad general acerca del pop. Una canción pop es considerada por regla general como algo tonto y sin importancia, y su único valor radica en su popularidad (otra vez la denominación condena inevitablemente al género) por lo tanto, una música popular impopular parece una contradicción, y bastante absurdo. La gente considera que la música debería ser más sofisticada, más compleja y más virtuosa que una sencilla melodía de pop.



Y creo que en eso radica la locura de los que escuchan pop, El twee pop basa su filosofía en el pensar que una canción sencilla, tiene magia y valor por si misma, es decir, que no necesita ser popular para conservar esa magia y esa belleza. Una minoría de personas están de acuerdo con esta afirmación y escriben canciones, forman grupos, organizan conciertos, y empiezan sellos musicales que sobreviven como buenamente pueden bajo el suelo, lejos de la música menos amable y más aburrida que llena la prensa músical independiente.

Stars in Coma en la fiesta Twee as Fuck

Cuando el viernes pasado estuve en la fiesta Twee as Fuck de Londres, pude ver la locura de quien aplaudía y vitoreaba a un grupo como Stars in Coma, que buscaban la belleza en esta sencillez, la locura de quienes como yo, no podían evitar sonreír al oír canciones tan divertidas como “Amelie” aun a pesar de los errores de interpretación que serían inadmisibles para otro tipo de público más sofisticado e intelectual.



Las chicas de Twee as fuck que parecían sacadas de una fiesta poppy de los 90 en Malasaña con sus vestidos de muñeca y sus platos de pasteles y golosinas, organizan todos los meses en el mismo bar una fiesta de este tipo. No son las únicas, y en Londres este tipo de práctica es normal, y si estas un poco atento puedes acudir a ver conciertos con el curioso propósito de descubrir propuestas nuevas, basándote en el criterio de los que lo organizan. Estaría bien encontrar más propuestas asi en los bares de Madrid (las hay pero se pueden contar con los dedos de una mano). Y que la gente al llegar a un sitio con concierto no diese media y vuelta y se marchase, sino que pudiesen tener la confianza de pagar la entrada para ver un concierto.



Digan lo que digan Marco y Coldo en el programa los ukeleles molan

Ademas de organizar fiestas, Twee as Fuck, es un fanzine (que no pude comprar porque estaban todos agotados) y un pequeño sello donde han publicado a los Bobby McGees.

The Pains of Being Pure at Heart y la incredulidad del indiaor

El concierto del pasado miercoles en madrid fue un ejemplo de separación entre dos formas de entender la música enfrentadas completamente. El germen de lo que se viene haciendo desde hace años en la marginalidad es hoy revindicado como una especie de moda de la cual sólo se revindica y tiene cierto éxito (entre la minoría de siempre que va a los mismos conciertos) un grupo que sacado de contexto se le pone en medio del resto de grupos que aspiran a ser el hype de un día, esa tendencia que domina entre todo el moderneo de los últimos años. Es decir, el poner por las nubes como lo máximo durante una época a un grupo y de repente pasar página y considerarlo lo peor. El pasado miercoles los Pains tuvieron que presentarse frente a un entorno hostil; ante mucha gente que esperaba lo que no eran, y que seguramente tampoco aguantarían a ningún grupo de Asaurus Records o Cloudberry Records. La mania operacióntriunfística de que un grupo ejecute correctamente sus canciones es un defecto de la gente, no un defecto del grupo. El grupo no debería dejarse llevar por ese tipo de criterios de eficiencia, de evaluación de sus habilidades y destrezas y de exámenes psicotécnicos, que en el madrid emprendedor Esperanza Aguirre se ha ido imponiendo entre la mentalidad indie imperante. La sala funcionó con unos criterios de perfecta organización de las conductas de la gente que entraba, cumpliento todos los requisitos que el madrid de la excelencia impone. Orden, decencia, y a tocar bajito nenes, que eso del rock and roll estaba muy bien en los ochenta, pero ahora hay que irse casita, así que no os desmadreis que mañana hay que volver a la rueda.

Me parece que los Pains tienen la mente de un adolescente indie de la época de Sarah Records, pero estan atrapados en un mundo de adultos con gafas de pasta, que les miran de una manera escéptica y distante, que ya no creen en el amor ni en nada parecido, y no pueden entender una canción con la belleza y la sencillez de alguien puro de corazón.

Aplasta tus gafas en la radio haciendo daño!

Hoy escucharemos a Los Claveles, Sector de Agitadas, Los Directivos, Fred i Son, Joe Crepúsculo, Joaquín Sabina, Atlas Sound, The Pains of Being Pure at Heart, Diploide, Las Ruinas, Black Eyed Peas...









El folk y la posmodernidad ultraconservadora

Cada vez nos rodea más esa extraña enfermedad del folk que asola a modernidad haciéndola asumir valores conservadores o tal vez directamente reaccionarios. Hoy en día nadie dice defender nada, ni valores, ni ideologías, ni nada que huela a cosa seria, de esas que implican algún compromiso, y aún es más agudo con las moditas indies, que son de cartón piedra. Ni el folk -esa vaca sagrada, ese monstruo de la vieja américa, esa institución forjada en las esencias de la américa profunda- ha podido librarse del libertinaje de los indies que ya no respetan nada, ni a dios, ni a Marx, ni a Neil Young. Ser derechas está de moda y es lo más moderno, ser tradicional también, es una boutade de niños bien a los que ser progre les aburre demasiado. Que decir de los anarquistas como Dragó, de las algaradas de Curry Valenzuela, y los programas de country rock del historiador protestante Cesal Vidal.



 Los indies herederos del  pensamiento posmoderno son en su mayoría hijos de la clase media-alta con apellidos no facilmente encontrables en el común vulgo de castilla, andalucía o extremadura. Abrazan de igual a igual, el feminismo, la lucha de clases, el casticismo, el budismo, la laicidad, el neoconservadurismo, el terrorismo, el nu rave, el post-rock, el cine de culto o la telebasura. Todo se respeta, porque el ser una cosa o otra no significa a penas nada. Aún así, los Hermann Tertsch de turno, incitan a los trabajadores a levantarse en contra de los sindicatos vendidos a las garras de los progresistas; y revindican la libertad, el capital y la verdad de la iglesia, como las únicas armas que nos pueden salvar de un relativismo que les saque de ese mareo y falta de sentido en el que se metieron por fumar demasiados porros y ácidos de jóvenes. Luchan contra lo que son y lo que fueron, igual que los jóvenes que se alejan del caos de la modernidad, mediante la vuelta a las raices del folk y la tranquilidad de las barbas jipis de diseño a lo  Devendra Banhart.




Lo peor de todo, no es que unos defiendan una cosa y otros la contraria, sino que nadie defiende absolutamente nada. Todas la ideas, creencias, corrientes artísticas, politicas y filosóficas, están totalmente enterradas, y lo único que se hace es un refrito estético, que no pretende volver a nada, ni ir hacia nada, simplemente es una forma de jugar, es una forma de intentar escapar de la terrible soledad y desconcierto al que nos enfrenta una época que fluye a una velocidad tan grande que no nos deja entender ni comprender. Lo único que queda claro es lo que fué, lo que nos dió seguridad en una época pretérita. Pero a esto hoy en día sería imposible volver, al igual que sería imposible volver al neolítico.

EL MATRIX PROGRE

Los programas antiguos de Aplasta tus gafas de pasta!



Ya se pueden encontrar recopilados la mayor parte de programas de Aplasta, que se remontan al 4 de Junio del año 2006. En nuestra página web los podeis escuchar o bajaroslos:

http://www.aplastatusgafasdepasta.com/radio.htm

Podeis encontrar entre otras cosas entrevistas a Pablo LT, Garbanzo, Murders in the Rue Morgue, Tom Boyle, Ornamento y Delito, Blacanova, Antonio Bólido, Waldorf Histeria, El Micro, Lentejas lo Viernes, etc..

¿Cómo sería tu canción ideal?: Tercera parte





La búsqueda de la canción ideal ha llegado a su fin con el epílogo del gran Satélite Jameson.

Fominder: Una cancion que exprese sentimientos reales o una intuición. Cuando un sentimiento es muy grande y alguien lo logra canalizar completamente, se convierte en una canción absoluta. Una canción ideal no necesita preparación, puede ser improvisada. Una canción perfecta no necesita virtuosismo, sino sensibilidad. Puede realizarse con cualquier tipo de instrumento, tan sólo voz o de cualquier modo. Una canción perfecta no tiene fecha de caducidad pues nunca estará desfasada, ya que es tan personal y distinta que siempre sonará actual.
A mí me gustaría hacer la canción ideal, pero sucede que no se puede buscar, ya que sólo se puede encontrar, porque la canción perfecta surge y nace de repente de un sentimiento.



Waldorf Histeria: La canción perfecta, como concepto, es algo de lo que Waldorf Histeria no tiene ni la más mínima noción.



Blacanova: Nuestra canción ideal duraría alrededor de cuarenta minutos. Empezaría con atmósferas oscuras y agonizantes, drones, que dirían los entendidos, convirténdose luego en un torrente épico, catártico, lleno de distorsión y efectos modulados que, finalmente, es vencido por la furia fiestera del drum'n'bass y los teclados house que todos llevamos dentro. Evidentemente, la canción trataría sobre seres con rebecas rojas que corren por praderas floridas y señores maduros de 80 años acompañados de sus esposas abulenses de pelo morado. ¡Oh, sí! Y todos desnudos de cintura para abajo.



Velocista: Las canciones ideales se deslizan por tus oídos como la puta seda,y luego, se te agarran al cerebro como las raíces de un árbol frutal se agarran a la tierra húmeda. Ante todo, deben tener una melodía deliciosa, carente de artificiosidad, flotando sobre los instrumentos de forma natural. Como "Who Loves The Sun" de la Velvet Underground o "Like A Rolling Stone" de Dylan, por ejemplo.




Los Ingenieros Alemanes: Hmmm... Canciones ideales hay muchas, tantas como momentos..., pero creo que es la que te pide darle al "repeat" del reproductor para que suene otra vez...




Tom Boyle: Mi canción ideal seria como:hallowed by the name, si me levanto cañero,o como, going to georgia, si me levanto mas tranquilo.



Satélite Jameson: La canción perfecta es como hacer un círculo a mano y, después de muchos intentos, al final te sale casi perfecto; es como el azul perfecto del cielo en un día despejado; es como tu camiseta preferida, que además te viene perfecta; como un zumo de naranja recién exprimido y limpio en pleno verano; es como esa película que nunca quieres que acabe; es como esos momentos de complicidad en los que tu chica te sostiene la mirada sonriente; a veces es como remontar un partido de tenis de mesa que empezaste perdiendo por dos sets a cero; es aquella a la que no le sobra ni le falta ninguna nota, que empieza cuando empieza y termina cuando termina; aquella que significa algo para tí, que te gusta y que refleja la situación en que vives, y todo ello al mismo tiempo; con la canción perfecta sientes una descarga del sistema nervioso que va desde el cerebelo hasta las piernas mientras la escuchas o la tocas; la canción perfecta siempre te sugiere imágenes, con las que podrías hacer el videoclip perfecto; es aquella que tiene momentos en los que parece que se te para el corazón, como al estornudar o como un orgasmo; es como si en dos o tres clicks liberases todo el panel del buscaminas sin llegar a explotar ninguna; a veces es algo difícil, como cuando consigues terminar un puzle de mil piezas encajadas perfectamente; es como cuando un arqueólogo experto descubre un pavimento egipcio y va limpiando la superficie de tierra hasta que queda a la vista un jeroglífico que ni siquiera él puede comprender; es como cuando llegas a la plaza del Obradoiro después de hacer un largo camino de Santiago; es como estar en una sala con todas las paredes cubiertas de estanterías con libros y discos, o sea llena de referencias y misterios por descubrir; una canción perfecta a menudo surge a partir de rectificaciones de una canción imperfecta; se parece mucho a un buen truco de magia que te sorprende y quieres saber cómo lo ha hecho (o a veces no, hay quien no quiere saberlo); sólo Dios sabe la canción perfecta, nosotros somos perezosos y tontos; o no, a lo mejor tú eres la canción perfecta.



¿Cómo sería tú canción ideal?: Segunda Parte




Seguimos nuestra búsqueda platónica de la esencia de la canción y cada vez encontramos respuestas más sorprendentes:

Cómo vivir en el campo: Depende de si es la canción ideal para suicidarte en una bañera, para echarte la siesta, para conducir a 250 Km/h por las calles de San Francisco o para bailarla como si esa fuera la noche del fin del mundo. Ideal, ideal... 'Old man' de Neil Young es una canción ideal, pero no me vale para la persecución de coches a lo Starsky y Hutch. 'Hallogallo' de Neu! también es ideal, pero no para abrir un baile de boda, y así podríamos seguir. En cualquier caso, una canción con un sonido de batería molesto (esto es, casi todas las que se grabaron en los '90) nunca me parecerá una canción ideal.



Oh Mummi!: La mejor canción no se acaba nunca, aunque dure un minuto (se repite y se repite, hasta que pierde el trono y pasa a ser la segunda mejor canción).
A mí me gustan estructuras secillas con alguna frase que llegue, con ritmos repetitivos pero melodías emocionantes. Es importante que se deje cantar y que te creas que la cantas bien.



Lentejas los viernes: Aquella que, como dice el poeta, cante de la añoranza, de lo negado, de lo perdido, siempre de lo otro, nunca de lo mío. Y, sobre todo, parezca fácil. "El más elevado de los propósitos es no tener ninguno" (John Cage).




Mata a tus ídolos: Depende del momento, de tu situación,y de la predisponibilidad que tengas en ese instante en el que escuchas unos acordes y alguna palabra que te apuñala el corazón,y parece que el autor está dentro de tu cabeza en una especie de Déjà vu, en el que el espacio-tiempo pierde toda su lógica y traslada el momento de composición a tu estado anímico actual.
Las canciones son un estado de ánimo,y lo que hoy no te llama la atención,en otro momento de tu vida cobrará todo el sentido,como si hubieras estado cegado y no hubieras sabido descifrar toda la belleza que encerraba-



Garbanzo: No creo que exista una canción ideal. No está bien idealizar nada, ni mucho menos a algo como una canción. Las canciones son cosas muy tontas a las que todos damos demasiada importancia. Si alguna nos alegra el día o nos despierta cualquier otro sentimiento o sensación, está bien, pero eso no es algo que no pueda hacer un trozo de comida, un paisaje, una roce sexual, una pelea, un político jodiendo o un lavado de pelo en una peluquería. Cosas cotidianas sin valor en sí: el valor se lo damos nosotros. Y yo soy mi persona ideal para escuchar cualquier canción.




Ornamento y delito: Como nos hacéis una pregunta el clave platónica yo, Gari, os voy a responder también en clave platónica. La canción ideal se ha hecho cuerpo varias veces, que yo sepa. Elurretan lo han conseguido por lo menos tres veces. Roy Orbison tres o cuatro también. A priori, no hay modo de saber cómo será la siguiente materialización de la idea de canción; como la virtud, la capacidad de componer la canción ideal no se puede enseñar. Puesto que tampoco es dada por naturaleza, esta capacidad es un don divino, esto es, una opinión verdadera. Y, a no ser que seamos capaces de desarrollar una organización social en la que la sabiduría e intuición directa de las ideas gobierne sobre lo demás, no será posible desarrollar la ciencia de la canción ideal. Para éste último supuesto remitimos a la respuesta dada por Kokoscha.







Dentro de poco la tercera parte...

¿Cómo sería tú canción ideal?: Primera parte




Preguntamos a algunos de los grupos que han hecho alguna de nuestras canciones ideales para que nos describan cómo es la suya:


Monta-man: La canción ideal no tiene nada de especial, es como un AMOR a primera vista, y pongo AMOR con mayúscula, porque te marca para toda la vida. No tiene por qué ser, tener, sonar a nada especial, simplemente, es un encuentro cara a cara, en un momento concreto, en unas circunstancias concretas, con algo que tus oídos, tu cerebro, tu corazón no pueden controlar. Gracias a Dios de vez en cuando nos encontramos con alguna de ellas y nos rompen la rutina.




Los alambres: pues la canción ideal podría ser de muchas formas diferentes, pero en este preciso instante sería la combinación de una melodía, un sonido y una letra que te produce sentimientos difíciles de analizar, aunque al final, después de muchos intentos, lo consigas. Si alguien tiene la fórmula, que me la diga.




Kokoshca: La canción ideal tendría un melodías y sonidos de los instrumentos adustos y una melodía vocal que causara la repetición constante en el recuerdo del oyente.
Unos tipos inventaron un software para encontrar la canción ideal, la que triunfa en los oídos humanos. En él que incluyen 90 combinaciones de diversos parámetros para que una canción sea la ideal(Tempo, timbre, melodía, acordes,etc). Elegían canciones que cumplían estos reqiusitos y metían en un scanner a STING y observaban sus reacciones neuronales.




Anntona: Según cuenta Bill Callahan en la canción "Eid ma clack shaw", del último disco, un día le pasó esto:

I fell back asleep some time later on
And I dreamed the perfect song
It held all the answers, like hands laid on
I woke halfway and scribbled it down
And in the morning what I wrote I read
It was hard to read at first but here's what it said
Eid ma clack shaw
Zupoven del ba
Mertepy ven seinur
Cofally ragdah
Yo si lo dice Bill Callahan me lo creo.





Los Probeta: La canción buena buena tiene estructura más de cuento que de canción. es relativamente fácil de tocar, aunque sea simplificandola un poco. Y no se confunde con otras canciones, aunque se le parezcan. Ayuda que sea una canción que suela pasar desapercibida. I remember me de los silver jews se acercaría mucho.





Joe Crepúsculo: A mi me gustan las canciones de simples de estrofas y estribillos. Mi canción ideal sería cualquiera de Elton John.




Los Nerviosos: Mi canción ideal es una melodia que le va sucediendo diferentes partes en los que te vas transformando de estado de ánimo, con una letra que te enganche y que te puedas reflejar. Como en El Pais del niño mosca, de Los Imposibles, ese disco me parece maestro!







Dentro de poco tendremos la segunda parte pero mientras cuéntanos tú ¿cómo sería tu canción ideal?

Radio Aplasta tus Gafas de Pasta

Programas antiguos de radio Aplasta tus Gafas de Pasta

Seguidores

Archivo del blog