Concursos de maquetas, y listas de lo mejor: El O.T. del indie

El concepto de que la calidad de la música se puede medir, y organizar en una lista de mejor a peor, es solo una muestra más de la mentalidad competitiva que lo envuelve todo. Pero el Pop, no es como el deporte, no se trata de llegar el primero, o de saltar más que nadie, no hay una manera de hacerlo mejor que los demás. Y tampoco existe un criterio universal, ni una tabla, ni un aparato que nos diga si esta hecho de forma correcta o no, y no existen, que yo sepa, unidades para medir la belleza.


La idea de hacer un concurso de maquetas promueve la idea de que los grupos deberían competir entre ellos, y que solo hay sitio para los mejores, que serán premiados, frente a los que no dan la talla, que deberán ser despreciados y olvidados. Así los grupos se pisotean los unos a los otros en un desesperado intentó de llegar a la popularidad. Si existiese una comunidad independiente solida y real, que apoyase y moviese a los grupos, estos no tendrían que recurrir a estos detestables torneos.



Por supuesto muchos de estos concursos estan financiados por grandes empresas que lo emplean únicamente como manera de promocionar sus productos. Y es solo natural que encuentres normas como la de no poder nombrar en las canciones un producto que no sea de la marca promociona el evento.


Pero sería naïf y estúpido pensar que los que usan la música como un medio de producción, vayan a actuar de otro modo, y me temo que poco o nada podemos hacer al respescto, y estas competiciones siempre existiran, sin embargo... ¿que hay de los blogs?

En principio son publicaciones sin ánimo de lucro. ¿entonces, a que viene tantas listas de "lo mejor de la decada, o del año"? No nos damos cuenta de como esto atenta contra el espiritu mismo del movimiento independiente. Tenemos que aprender a escribir de una forma distinta, promover la música de otra manera, no imitando los modelos tradicionales. No se trata de hablar de lo último, o de lo que esta de moda. Y no se trata tampoco solo de escribir egocentricamente acerca de nuestros gustos ni de crear polémicas análogas a la de los programas del corazón. Tampoco tenemos que hacerle la pelota, ni bailarle el agua a nadie. No somos periodistas, aunque juguemos a serlo, no lo somos, ellos forman parte del mercado, nosotros no, nadie nos paga, nadie nos censura, y sin embargo repetimos sus esquemas, por no se que absurda razón.


En eso rádica principalmente las diferencias entre la cultura de los fanzines de la de los blogs. Los fanzines organizaban fiestas, movían el underground, los blogs aspirán a tener miles de visitas, pero no organizan, ni crean nada. Si tienes un blog ¿por qué no haces algo más que simplemente criticar y alabar detrás de un teclado de ordenador? Organiza conciertos, pincha grupos emergentes en los bares, reparte panfletos, yo que sé, haz un grupo, o usa tu blog de una manera más original, que simplemente dandotelas de saber más que nadie, o de tener un gusto exquisito.

No hagamos caso a estos certamentes turbios y cambiemos de una vez nuestra mentalidad. Es necesario crear una comunidad independiente al margen de todas estas ideas mercantilistas, una comunidad de grupos y público que no este interesada en colocar a los grupos en un ranking de mejor a peor, sino que esten interesados en escuchar buenas canciones, en asistir a conciertos, y en promover una visión artistica de la música. Cuantos más conciertos, fiestas, discos y canciones circulen mejor. No necesitamos quedarnos con los tres, diez, o cien mejores...


1 comentario:

garbanzo dijo...

Muy de acuerdo.

Radio Aplasta tus Gafas de Pasta

Programas antiguos de radio Aplasta tus Gafas de Pasta

Seguidores

Archivo del blog