Lo que no me gusta del indie. Segunda parte. Mis miedos se hacen realidad

Aquí os dejo un documento que expresa mejor que mis palabras en lo que se ha convertido el indie en los últimos años, y que es el riesgo al que me refería en el anterior post, que creo que se malinterpretó. El video lo expresa mucho mejor que yo, y no da pie a malas interpretaciones, porque es demasiado obvio.

Ser indie en Madrid, en Zoom Tendencias
Zoom Tendencias nos presenta una guía completa de los seguidores del código indie en Madrid. Primero, de compras con la cantante y compositora Anni B Sweet, cine, literatura de Agustín Fernández Mallo, y para acabar, Zoom Tendencias sale de marcha por Malasaña con el grupo Templeton.
ver video: http://www.rtve.es/mediateca/videos/20090522/ser-indie-madrid-zoom-tendencias/510308.shtml#

16 comentarios:

absurdista dijo...

me he equivocado de enlace pero ya está corregido sorry!

satelitejameson dijo...

"Les gusta consumir mucha cultura...": vaya bichos raros... ;) Parece que formarse y culturalizarse es digno de atracción de feria, o al menos digno de salir como noticia en un programa de tendencias. Entonces, ¿para ser independiente de esta corriente 'indie' habría que consumir poca cultura? Definitivamente ese 'indie-viduo' ha de aplastar, pero ya, sus gafas de pasta, si no quiere que se le reduzca a mera tribu urbana.

Porque yo me considero 'indie' (en algunos aspectos que cita el vídeo, como en el de consumir cultura) pero no por ello quiero desmarcarme de los demás por un mero placer o interés de desmarcarme, ni mucho menos para considerarme más importante que la mayoría. Lo que a mí me gustaría es ver y relacionarme frecuentemente con gente culta, formada y edificada como persona, de cualquier edad, condición o profesión y, si puede ser, en cualquier ambiente, sin necesidad de tener que pertenecer a una 'casi' tribu urbana. Aunque sí que considero que puede haber algunos casos concretos de personas que puedan sentirse identificadas como pertenecientes a esa supuesta corriente, y si se sienten a gusto pues me parece bien, de hecho ya ha pasado con los góticos p. ejem.

Pero yo creo que la cultura y la formación debedrían ser (entre otras) facetas innegociables, inmarginables o intendenciables de la persona. Pienso que tener cultura musical, p. ejem, no debería ser una exclusividad de un grupo o ser una tendencia, sino que es uno (entre varios más) derechos que tiene cualquier persona y que se debería inculcar, de hecho, desde el modelo educativo.

Espero no ser el único en pensar así...

Daniel de la Mancha dijo...

Absurdista
Ha quedado claro más allá de toda duda lo que intentabas decir, y no puedo más que estar completamente de acuerdo contigo.

Federica Pulla dijo...

Creo que el problema en este nuestro Madrid es que apenas hay indies. Así de claro. Hace tiempo que el concepto se prostituyó tanto hasta llegar al estado lamentable actual, en donde tan indie se considera a un perroflauta como a cualquier moña seguidor de Vetusta Morla. es más, hay más indies de 30-40 años que de 18-30, y eso es preocupante...

Con tanto festival indie, moda indie, revistas indies y mierda indie patrocinada por cerveceras indies, al final ha logrado que el nombre tenga mala fama. No nos engañemos. Ser auténticamente indie es una lacra en esta ciudad. Todo grupo que se le incluya en esta odiosa etiqueta trata por todos loa medios de sacudirse esa denominación por todos los medios. A veces hasta lo consiguen, fíjate tú por dónde, para entrar en el Reino del Mainstream - aunque siempre arrastrará el sambenito de haber pertenecido a esa escena tan difusa y deteriorada.

Es duro ser indie en Madrid en el 2010. Los compis del insti y de la facul se ríen de tí. La gente te trata como un tarado. Las tiendas de discos te sangran. Las salas te relegan a un tercer plano.

Ser indie en estos tiempos es equivalente a pertenecer a otra época. No mola. Y es justo por eso por lo que debemos valorar la verdadera independencia aún más. Ojalá la gente tuviera más narices y publicara más fanzines, hiciera más fiestas autosubvencionadas y autopublicara más cosas. Aunque el entorno actual de apatía es perfecto para una nueva explosión de creatividad. Sólo hace falta que surja.

De ahí que me alegre un montón cuando veo que, por ejemplo, Los Punsetes hayan logrado un amplio reconocimiento a tantos conciertos maravillosos delante de 50 personas, discos autoeditados y otra parafernalia "indie". Si el final es así de provechoso, significa que todo el esfuerzo anterior ha merecido la pena.

Anónimo dijo...

Nunca me he sentido muy atraído por el mundo de Los Punsetes pero lo cierto es que no puedo si no alegrarme de lo que les está pasando...si bien creo que el punto negativo es que la tendencia a la que ellos pertenecen musicalmente dentro del indie está en plena efervescencia y los que no pertenecemos a este planteamiento estético estamos bien jodidos por decirlo claramente

HoffaMM dijo...

Gracias a Dios Marco creo en este mismo blog el concepto del outdie. Hace más de un año que Aplasta tus gafas de pasta nos consideramos como Underground y no como indie.

Anónimo dijo...

Este tipo de enlaces son los que cuando uno lo ve el nivel de indignación sube hasta puntos ridículos y en ese momento de clamar al cielo un potente "¡estoy indignao!" es el momento en el que las cosas se ven mucho más claras.

Los medios de comunicación están controlados por una panda de paletos y de tontosalastres que no tienen ni idea de nada, subproductos de facultades de ciencias de la información que aún nadie a descubierto cuál es su función en la universidad aparte de ocupar espacio, y cuya principal preocupación es vender. No es preocupante, por lo tanto, que hagan un reportaje con una visión completamente fuera de la realidad, con personajes que poco tienen que ver con el asunto que pretenden tratar. Este tipo de reportajes están dirigidos a personas que creen que ser indi es llevar converse rosas. ¿A quién le importa esa gente?

Lo mejor que a uno le puede pasar en esta ciudad y en este país es ser completamente desconocido para la masa, porque en el momento que suceda lo contrario es que algo malo pasa. Alegraos, pues, de seguir perteneciendo a lo más absolutamente esencial del undergrund.

María

Anónimo dijo...

fallo taquigráfico: ha descubierto en lugar de "a descubierto"

´María

absurdista dijo...

Yo creo que hay un nivel de popularidad o aceptación en el que da igual lo que hagas o lo que digas, todo va ser vendido aun público determinado, porque te has conevertido en un producto. El romanticismo de la música mucho tiene que ver con ese estadio en el que los grupos tocan en salas pequeñas, aunque eso no da de comer y nadie quiera estar ahí por mucho tiempo, menos los grupos que tienen una vocación underground verdadera, que creo que es lo que precisamente escasea.

El problema que veo es que en españa todos intentan meterse en el círculo de poder mediatico, y los que no lo consiguen desisten o hacen otra cosa. Yo lo atribuía a que el indie o el pop aquí no es una música de raiz, es decir, la mayor parte de la gente no la siente como una parte esencial de su vida, como puede pasar en granada con el flamenco. No existe la devoción popular por el pop que existe fuera de españa.

Me encantaría que un grupo como Los Nervisos hubiera podido ser valorado por un número razonable de público que seguramente podrían haber tenido. Pero esa actitud de muchos de los grupos y medios, de apoyar sólo a la tendencia de moda del momento, me refiero unirse al caballo ganador, alabando acríticamente y destruyendo acríticamente al que no entre en la tendencia, elimina a todo el que no sea igual, y destruye las escenas desde abajo.

Miguel dijo...

estas cosas me provocan mucha risa...pero ha pasado siempre, no es de ahora. Tengo hermanas mayores y todavía recuerdo sus revistas SuperPop que venían con guías de como ser grunge o britpopero (hasta te daban consejos de como llevar el pelo limpio con aspecto limpio, era muy gracioso).

absurdista dijo...

Otro ejemplo son Zipper, que aquí mucha gente minusvalora, pero fuera de españa son bastante valorados. Un poco de humildad y reconozcamos con un poco de objetivodad si una canción pop es buena o mala, más allá de posmodernidades y tendencias que pasarán.
Me da la impresión en los determinados ambientes de madrid que importa más estatus que da escuchar un grupo a nivel social, que si las canciones gustan o no

absurdista dijo...

Tal y como está la cosa ahora habría que crear el concepto OUTderground

Daniel de la Mancha dijo...

Yo no acabo de entenderlo. Que necesidad hay de venderse de esta manera, si al final aquí nadie se va a ganar el pan con la música, o si lo hacen, a lo sumo durará un par de años y no más. Uno entre un millón tal vez, como J.
Para que esa actitud trepa de muchos grupos. Y esa falta de solidaridad de unos con otros. Esa manía de que gane el mejor.
Supongo que todos quieren algo de popularidad, y como no hay una verdadera comunidad que actué de base, todo el mundo teme pasar desapercibido. Es una especie de sálvese quien pueda. Sobre todo porque no estar de moda, o en la tendencia te pone en el grupo de los despreciados, y gente como el redactor de muzikalia se ceban contigo.

Y luego los que logran algo de popularidad, se olvidan de la actitud de golpe y porrazo, aunque no todos.

Lo de los nerviosos es un asunto que a mi también me tiene turbado. Y creo que no les reivindicamos lo suficiente. Creo que se les ha tratado muy injustamente. Casi nadie se hizo eco de ellos ni les apoyo y van camino de convertirse en uno de esos grupos olvidados que tanto predominan por desgracia en nuestro país.

Pablo Nicasso dijo...

Parece que está de moda el absurdo tema de las "tendencias" en los medios "serios" de nuestro país. Primero La 2, ahora El País. Os dejo el artículo para los que os interese

http://www.elpais.com/articulo/madrid/Fuencarral/cool/elpepiespmad/20100321elpmad_9/Tes

crepes con cerezas dijo...

"Un poco de humildad y reconozcamos con un poco de objetivodad si una canción pop es buena o mala, más allá de posmodernidades y tendencias que pasarán."

No lo podría haber expresado mejor. El problema es que siempre ha habido dos formas de ser indie:

a) soy indie porque me gusta ser diferente y, por tanto, especial y superior a los demás. (ésta es la más extendida).
b) soy indie porque por una u otra cosa he llegado a esta forma de entender la música y, por extensión, el mundo, y me identifico con ella plenamente. (ésta debería ser la de verdad, pero también la menos extendida).

Supongo que la palabra indie la podéis cambiar por cualquier otra tendencia musical/artística. Pero yo creo que todos mezclamos ambas opciones, en mayor o menor medida, dependiendo del momento.

Otra vez se me ha ido la olla...

botibol dijo...

Joer, pues por aquí nos hemos echado unas risas, que otra cosa se puede hacer ante semejante pieza, parece un mockumentary.

La anni b sweet no sabía yo que era tan mema y tan pija, bueno de hecho, no sabía muy bien quien era. Su mejor momento es cuando recita los nombres de los diseñadores que le gustan,ahí se revela su verdadera condición humana como una flor que muestra su capullo ; y la otra piriodista que explica "lo del indi" así en un plis plas (casi se le olvida mencionar a los Yisus) .

Y ambas con el labio levantado y esa dicción tan bonita.

"Los medios de comunicación están controlados por una panda de paletos y de tontosalastres que no tienen ni idea de nada"

No hay que olvidarse nunca de esto.

Radio Aplasta tus Gafas de Pasta

Programas antiguos de radio Aplasta tus Gafas de Pasta

Seguidores

Archivo del blog