Sobre la música que no será más que una sombra



Ayer paseando por el exterior de una iglesia parroquial del norte de Inglaterra me llamó la atención una lápida peculiar. No tenía la clásica forma de arco, sino que se parecía más bien a una columna en cuya parte superior había algún tipo de artilugio. Al acercarme me di cuenta de que era en realidad un reloj de sol. En la piedra, sobre el nombre del difunto, habían inscrito a modo de explicación simplemente: "Nuestro tiempo sobre esta tierra no es más que una sombra."


Viendo esa tumba, y pensando en la brevedad de la vida humana, me di cuenta de como los libros, las películas y las canciones, nos dan la posibilidad de vivir otras vidas, otras experiencias y otras emociones, que de otro modo, debido al poco tiempo que se nos ha otorgado, no seria imposible vivir y sentir.

También nos permiten desahogarnos y compartir la angustia de una existencia condenada a la soledad y a la muerte.

Y poco después, en una tienda de antigüedades, escuché en un viejo gramófono una melodía que parecía un crujido y vi en un viejo álbum de fotos, las miradas de gente que cesó de ser hace lo que parece mucho tiempo, pero que en realidad no es más que un suspiro...o una sombra


Radio Aplasta tus Gafas de Pasta

Programas antiguos de radio Aplasta tus Gafas de Pasta

Seguidores

Archivo del blog