La realidad de las cosas

El tema ley Sinde y demás mierdas, es uno de esos temas que aún no nos hemos planteado en Aplasta. Por mi parte, tengo claro que no voy a perder ni un minuto en hablar sobre un texto realizado por personas que no saben de que están hablando. Al igual que entendería que un ingeniero de F1 no perdería ni un segundo en discutir un texto sobre motores escrito por mi.

Cuando en un texto se juntan churras con merinas(teatro, música, creación en general, industria) al dictado de terceros, empresas privadas, etc.

Y si se tratara solo de música, como voy a esperar que un legislador tenga la sensibilidad por ejemplo, de diferenciar entre un creador y un músico(entendiendo músico como aquel que ejerce la profesión de tocar un instrumento a cambio de dinero). Y que una persona física puede ser creador o músico según donde se encuentre.

Que el público no es culpable de las cosas, lo serán las salas, bares, ayuntamientos, empresas de conexión a internet. Y serán culpables ante una ley, no ante una empresa privada.

Pues eso que es algo demasiado amplio como para tratarlo a la ligera, que la creación no es algo que se pueda tratar desde un punto de mira económico, sino que tiene un sentido filosófico, que influye de forma cultural de forma generacional, de un lugar concreto o del mundo globalizado en su conjunto.

En la web de la revista plástica (creo que esta semana está estrenando num.11) he encontrado un interesante texto, que abre con esta preciosa cita.


"Cuanto mayor es el intercambio de conocimiento, más conocimientos se generan. Por eso se ha creado el derecho de propiedad intelectual: para introducir artificialmente un principio de escasez de conocimiento"

Andrea Fumagalli, autor de ‘Bioeconomía y capitalismo cognitivo’ y profesor de Economía Política (Univ. Pavia).


2 comentarios:

Antonio dijo...

Respecto a la última cita, yo soy de los que piensa que el conocimiento descubre cosas no las genera, eso sí, el intercambio te ayuda a investigar para descubrir otras nuevas. Eso me recuerda que investigar no está muy valorado, en mi opinión.

Respecto a la música y al teatro yo sí que les veo relación en cuanto que son artes y tienen mucho en común. Además el aspecto teatral de la música es algo muy importante, sobre todo en directo, que es como música teatrada (o debería serlo).

Pero sí que coincido en que debería haber sido (o necesitamos) una ley mucho más detallada, mucho más estudiada y desarrollada. Estoy pensando ahora mismo en el Código Técnico de la Edificación que son tres volumenzacos de normativa y eso sin contar la Instrucción del Hormigón y las normas UNE...

Pues los derechos de autor es algo técnico que también debería estudiarse desglosadamente y al detalle. Se puede dar mucha casuística y hay que saber recogerla en normativa y ser justo. Pero sobretodo ser justo con el autor y el público, que han sido los más infravalorados y sobretodo utilizados o manipulados en los últimos tiempos de esta industria discográfica (desde principios de los 80 principalmente).

Efectivamente no es lo mismo un autor que un cantante o intérprete. Pero es justo reconocer que el intérprete tendrá un derecho sobre su propia interpretación que es única e intransferible, al margen de que la autoría sea de otro. Es decir que ahí intervienen dos conceptos, uno que suma y otro que resta, y yo no sé si en la normativa actual eso se tiene en cuenta a la hora de establecer unos derechos de copyright, p. ejem.

El creative-commons y otros son un paso adelante en ese desglose al que me refiero pero aún queda mucho por avanzar y por verse reconocido.

Y luego está el tema del registro de canciones, que siempre es necesaria partitura. Pues para música popular yo no veo tan clara esa necesidad, sobretodo con la tecnología existente, que permitiría perfectamente registrar directamente el audio. Y tampoco veo bien que cueste lo mismo registrar un tema de un minuto que otro de 30 minutos.

Y luego el problema de fondo parece ser internet que en lugar de pensarse como herramienta de todos y para todos, las generaciones menos recicladas parecen verlo como un peligro o amenaza porque no tienen ellos su control. O al menos eso me parece a mí.

Antonio dijo...

Ah y otra cosa que me da mucha rabia de toda esta polémica de la piratería y la ley Sinde, es cómo se habla del 'colectivo de internautas', como si fueran una isla, casi una secta o como si fuera un hoby muy particular (como los moteros o los coleccionistas de muñecas) o algo que sólo hacen los raros, cuando internauta es (o ha de ser en mi opinión) todo ciudadano. Vamos que ciudadano e internauta es lo mismo (y más ahora que es tan fácil llevar internet en tu móvil, o sea, en tu bolsillo), más que nada porque es (o ha de ser) una opción perfectamente disponible para cualquiera (por desgracia en los países subdesarrollados lo tienen mucho peor, pero no debe ser eso un consuelo).

Es como si existiera un 'colectivo de los que saben leer y escribir'...

Radio Aplasta tus Gafas de Pasta

Programas antiguos de radio Aplasta tus Gafas de Pasta

Seguidores

Archivo del blog