Se abre la campaña electoral y nadie nos representará

Hemos llegado tarde, yo entiendo que los trabajadores y estudiantes que podemos consumir culturilla y divertimentos de diferentes tipos (trapos, chatarrilla digital, entradas para macrofestivales y conciertos de exgrupos indies que cuestan lo mismo que Madonna) queremos que nos dejen consumir en paz y los problemas de fondo no nos afectan demasiado. Los cinco millones de parados nos amenzan de una manera más o menos lejana, pero yo conozco ya mucha gente que está pasando de un nivel de preocupación a otro de completa desesperación. Una generación entera está al borde del abismo y como en los felices años 20 la actitud general es la de escapar de la preocupación evadiéndonos de cualquier manera. Creo que deberíamos organizarnos de alguna manera, empezar a desarrollar un movimiento de oposición a este estado de cosas. Los 00 acabaron, empieza el siglo 21 puro y duro, un siglo en el que no hay más remedio que crearlo entre todos, en el que no vale mirar a generaciones anteriores porque las cosas han cambiado demasiado. Si creamos una comunidad underground la creamos, pero para eso hace falta compromiso, muchos debates y mucha coordinación. No vale introducirse en el sistema ni en la industria musical sino es para realizar una acción política. De momento toda la postmodernidad del indie no hace más que perder el culo por un poco de atención, algo que a nivel individual entiendo, pero que si formáramos parte de una verdadera comunidad deberíamos negociar según nuestras propias normas.  No voy a decir nombres, porque no quiero culpar a nadie de nada, pero me gustaría creer que hay grupos indies que representan una forma diferente de entender las cosas, y por lo tanto que fuesen capaces de diferenciarse en su actitud de los grandes dinosaurios, pero veo que el deseo es llegar a lo más alto de lo más alto, aunque me encantaría que llegar a lo más alto fuera para imponer un criterio al mercado o algo parecido y así poder hacer canciones como las de Bob Dylan, John Lennon, los Sex Pistols o Nirvana; pero la opción siempre es adaptarse más y más hasta confundirse con el mainstream puro y duro. En este sentido amo el pop y el indie por lo que debería ser y lo detesto por lo que es.

La vieja historia se acabó, la nueva historia no hay más remedio que seguir contándola, aunque algunos quieran que nos callemos de una vez.

1 comentario:

Cancioneru dijo...

Yo prefiero montar un sello que pertenecer a uno existente. Crear una nueva pagina para hablar de nuevos grupos, hacer un festival nuevo que darme de hostias porque me dejen tocar en uno grande, hacer yo lo que nadie esta haciendo y creo que debería hacerse. Pero eso necesita tiempo y dinero. Trascender algo necesita mucho trabajo y mucha gente. Así ha sido en todos los casos, desde K records a Sarah pasando por la Factory. Trabajo y no solo palabras. Si se quieren cambiar las cosas, cambiémoslas; pero bien. Y sin refugiarnos en el victimismo y la autocomplacencia, para no acabar pareciéndonos a Mourinho. Es hora de decidir cuanta carne queremos poner en el asador y si queremos ofrecer una alternativa seria a la gestión de la cultura.
Mourinho.

Radio Aplasta tus Gafas de Pasta

Programas antiguos de radio Aplasta tus Gafas de Pasta

Seguidores

Archivo del blog