Retratos de lo que ha sido el comienzo de un sueño




El 15 M en la memoria reciente

Todo empezó después de una sorprendente manifestación multitudinaria de miles de personas convocadas por Democracia Real y Juventud sin Futuro que acabó con un grupo de manifestantes entre los que me incluyo que después de la manifestación hicieron una sentada pacífica en Callaó con la que consiguieron disuadir a los antidisturbios. Posteriormente cortaron  la Gran Vía y ante los palos y pelotas de goma con los que la policía respondió el grupo de gente mayoritario se fue disgregando y el resto de gente se lanzo a sol realizando una acampada ilegal de cien personas, entre otros algunos de mis compañeros de la facultad de filosofía. Por la mañana fueron desalojados por la fuerza, de tal manera que al día siguiente se empezó a difundir el siguiente video.

Esa misma tarde hubo una concentración ilegal multitudinaria en apoyo a la acampada y cientos de personas a se dispusieron a acampar en masa y a comenzar lo que fué el origen del campamento  de sol, con la policía sin poder hacer nada ante el gran número de personas. A partir de aquí todo es historía y los medios de comunicación se hicieron eco del acontecimiento por todo el mundo. Se empezaron a crear asambleas y comisones con el fin de organizar lo que parecía una ocupación indefinida y las manifestaciones a las ocho de la tarde en la puerta del sol cada vez atraían a más gente que mostraba su indignación ante la situación de degración económica y política.

Las acampadas se fueron extendiendo por numerosas ciudades, siendo la segunda más importante la de Barcelona. La crítica fué más dura en tanto que las elecciones serían una semana después, y el ojetivo era resistir hasta el día de las elecciones como mínimo. Mientras las comisiones y los grupos de trabajo crearon una red extensa que rodeaba las plazas adyacentes con numerosas asambleas que daban un aspecto insólito al centro de madrid.

La noche previa a la jornada de reflexión la concentración fué masiva y la protesta hacia la clase política fué rotunda. El día de las elecciones arrasó el PP y muchos lo achacan a que el 15 M desmovilizó el voto de la izquierda, auque si hubiese ganado el PSOE, el PP ya tenía bajo la manga la idea de que el 15 M había sido una conspiración de Rubalcaba al estilo 11 M para dar un vuelco electoral.



Después de las elecciones la asamblea decidió mantener la acampada una semana más durante la cual se empezó a registrar cierto ambiente de cansancio seguido de una fuerte crítica por parte de medios afines al gobierno, como por parte del victorioso partido popular el cual ya no necesitaba más crítica después haber utilizado el descontento y queriendo que este no se lanzase contra él..

La semana acabó con el desalojo a palos de la acampada de Barcelona con múltiples heridos y una brutalidad policial que avivó la indignación en Madrid justo en un momento en el que la acampada empezaba a entrar en una cierta crisis debido a su larga vida.

Las asamblea no se ponía de acuerdo en disolver la acampada, ni cuando, ni cómo, y los días iban pasando, mientras las asambleas se extendieron a los barrios y pueblos de madrid con una afluencia masiva.

El 12 de junio se levanta la acampada de sol y el 19 se convoca una manifestación masiva que parte desde los barrios hasta el centro de madrid.


Hoy Sol es el simbolo de la resistencia, de la indignación, de las asambleas, de la esperanza, de que la verdadera soberanía reside en el pueblo.

El recuerdo que ha dejado en todos nosotros nos ha cambiado irrmediablemente y todos los que vivimos aquella ilusión formamos parte de una comunidad invisible que se ha comprometido a luchar a favor de la dignidad.    





                                                   Diagnóstico

El capitalismo ha dejado de ser el principal aliado de las clases medias, para ser su peor enemigo. El 15 M ha movilizado a esa parte de la sociedad que aún esperaba un milagro de redistribución y equidad en la socialdemocracia. Los movimientos antisistema que siempre han visto una contradicción entre democracia y capitalismo ahora han sido los compañeros de viaje de una amplia mayoría de jóvenes desencantados que no han sido nunca espacialmente anti-nada. Los pensionistas se han acercado a los jóvenes, los niños bien con estudios han compartido asambleas interminables con gente de movimientos okupas y otros movimientos tachados de radicales, y lo mejor de todo es que  ya no se dejan enfrentar por los partidos políticos ni los medios de comunicación que trabajan a su servicio, sino que el enemigo común es el capitalismo que nos está arruinando y que está secuestrando nuestra soberanía.



Todos denuncian que la democracia está salvando a unos pocos en detrimento de la gran parte de la población, y este robo está siendo permitido por esos políticos a los que muchos dieron su voto. Los políticos han perdido la legitimidad y el movimiento 15 M ha empezado a construir una resistencia del pueblo frente a los grandes capitalistas. Los intectuales de un lado y de otro, los periodistas, los futbolistas, las estrellas del pop, están entrando en una fase de descrédito al ponerse de manifiesto la poca o nula capacidad para entender lo que está pasando y su poco o nulo compromiso, y muchos intentan ponerse a favor del movimiento para caer bien más que por algún tipo de convicción.



Aún hay gente que ve la política en clave pp-psoe, y los partidos viven de esa dicotomía con la esperanza de que volvamos a creer en su diferencia y que empecemos a dividirnos en una guerra a dos bandas. Pero el gran descubrimiento del 15 M es que todos estamos en el mismo barco y que este es un barco que va la deriva por culpa de un "Botín" de banqueros y especuladores, que están escapando en una lancha a motor hacia una isla paradisiaca, mientras nuestro barco se va hundiendo, con el beneplácito de nuestro parlamento que se rodea de dispositivos policiales para poder legislar en contra del pueblo.





La situación es cada vez peor pero aún estamos a tiempo de ayudarnos y crear una comunidad real y unida frente a los ataques continuos que nos esperan. La reconstrucción de los vínclulos comunitarios, de la confianza entre personas, vecinos, colectivos, es uno de los grandes tesoros que ha resucitado el 15 M, la cooperación frente a la competencia y el "sálvese quien pueda" es lo que se está gestando en las asambleas vecinales. Mientras los medios hegemónicos critican con un cinismo y sarcasmo que evidencia  y pretende esconder ese miedo a que el pueblo vuelva a tomar las calles, vuelva a hablar y vuelva a actuar.






1 comentario:

Adriano dijo...

Muy buen texto.

Radio Aplasta tus Gafas de Pasta

Programas antiguos de radio Aplasta tus Gafas de Pasta

Seguidores

Archivo del blog