¿Qué está pasando en el mundo? ¿Por qué el 15 O?

El sábado 15 de Octubre vamos a vivir una serie de manifestaciones que se convocan a lo largo de todo el planeta con el fin de protestar por el desastre económico al que nos está llevando la economía globalizada basada en la especulación financiera que está dejando a los estados en manos de un imprevisible efecto de unos flujos de riqueza incontrolados,  que se mueven a lo largo del mundo sin ningún compromiso con trabajadores, estudiantes, y cualquiera de los agentes reales que generan la riqueza de los paises.
En cierta manera es como si nosotros les hubiesemos dado el poder absoluto a nuestras empresas, bancos y estados, para que en vez de retribuir con el bien común de la comunidad a la que pertencemos se puedan escapar sin ninguna responsabilidad y jugar con nuestro dinero con el objetivo de especular en el mercado global.

Ha habido momentos en los que este juego nos ha beneficiado, pero un país como españa ha quedado completamente a merced de los especuladores, al no haber aprovechado las épocas de bonanza para invertir en alguna actividad productiva que generase una riqueza para el estado. Todo lo contrario, el estado está generando riqueza pero no la explota, dejando los beneficios de la educación pública o la sanidad en manos de la gestión privada, la cual se beneficia de estudiantes preparados con los impuestos y el gasto público, pero a su vez no se compromete a dar un servicio que pueda generar beneficios (económicos, sociales) en nuestro entorno. Además las fortunas españolas casi nunca han intentado apoyar ideas nuevas, talentos, inventos, y en su mayor parte han seguido el juego semifeudal en forma de especulación inmobiliaria.




Para colmo tenemos una derecha disfrazada de un discurso basado en el sueño americano que vende un liberalismo trampa que ha calado entre la opinión pública y fomentado por el milagro económico de Aznar (basado en la especulación), que dice apoyar a los emprendedores, la excelencia y demás cualidades basadas en el esfuerzo, y que por lo que estamos viendo sólo es un discurso que enmascara que las riquezas de siempre puedan seguir manteniendo su status quo, y que haya una camada de nuevos ricos que buscan la usura de lo público en su propio beneficio. Los empresarios con ideas y emprendedores están aplastados por unos ricos corporativistas que lo único que les interesa eliminar es la competencia y beneficiar a los suyos.

Ese es el falso liberalismo que nos venden como utopía, pero que demuestra su inoperancia cuando vemos que el esfuerzo por una idea nueva en este pais nunca va a dar sus frutos si perjudica los intereses de unos pocos. Se ve de una manera acentuada en el mundo del arte y la música, la cultura y el periodismo, donde el corporativismo se atrinchera y aliado con el poder político y economico impide la supervivencia de todos los que no sean amigos, familiares. Este problema hace que en españa la mediocridad sea ensalzada ya que lo realmente "excelente" es una amenaza para los que se llaman a sí mismos excelentes ( que nos son nada más que los más rancios ricos de toda la vida).

En su mayor parte estas élites son paletos de clase alta  que se refugian en una cultura sin entender nada de ella, sólo para diferenciarse del vulgo, y además les interesa que la clase baja no tenga oportunidades ya que a la mínima cualquier barriobajero con una oportunidad será más "excelente" que ellos. Este tipo de seres dominan todas las élites culturales, económicas y sociales de este pais, en especial en la comunidad de Madrid y están a punto de abolir la inteligencia).

La antigua clase obrera en españa ha desaparecido alentados por la posibilidad de dar el pelotazo y por ello se ha perdido la solidaridad obrera, el aprecio por lo público y en poco tiempo la legalidad.

Los jóvenes están entrando en un mundo en el que les exigen estar preparados, ser guapos, competitivos, habilidosos, inteligentes, flexibles, tetudos etc..  un mundo en el que la culpa de sus males siempre recaerá en ellos, en el que no hay que ser quejicas, sino estoicos, en el que los derechos no se exigen sino que compran, y en el que, como en la india, cada cual tiene hacia lo que su karma le ha llevado, los méritos nunca son suficientes, y nuestra situación es subjetiva, agónica, nos crea neurosis, esquizofrenia, nunca nos socializa dentro de una comunidad, sino en medio de una red de intereses en pugna, lo cual destruye el tejido social, el cuidado del otro, la solidaridad, incluso acaba nuestra capacidad de amar.

Asi es imposible casi hacer canciones, sólo escuchamos el ritmo machacón y repetitivo del tambor de trabajo que tocaban en el antiguo egipto a los esclavos, junto con drogas que nos animan a seguir adelante y con el que seguimos la fiesta como en un delirio de hiperproductividad que embriaga y nos mantiene activos hasta una jubilación que nunca llegará.




El 15 de Octubre se convoca a salir a la calle para defender los derechos frente al ataque de mercados, gobiernos, bancos y corporaciones. Nuestra constitución se ha convertido en papel mojado, en un narcótico y un consuelo para que pongamos buena cara mientras nos roban, nos desnudan, nos violan y nos dejan en la calle. Está dejando de ser (si es que alguna vez lo fue) nuestra garantía frente a la cual los gobiernos, los mercados y la sociedad se tienen que amoldar.

Se reclama la defensa de lo común, el cuidado de la comunidad, una política que defienda a los pueblos, una independencia del derecho como instancia legitimadora que actue en defensa de las personas y que se ajuste a sus demandas, la limitación del poder de intereses externos y especulativos, el desarrollo de una productividad que responda a las necesidades humanas. Todo lo demás es utopía.






Radio Aplasta tus Gafas de Pasta

Programas antiguos de radio Aplasta tus Gafas de Pasta

Seguidores

Archivo del blog