Entrevista a Atomizador con ocasión de la Fiesta Aplasta-Madrid Popfest





Atomizador es un proyecto peculiar de uno de los más enérgicos activistas de la no-escena Madrileña, responsable de Afeite al Perro,  militante del punk, del háztelo tú mismo, cercano y enredado en movimientos de resistencia políticos, y capaz de hacer canciones con un ukelele y unas voces delirantes.  Ya es objeto de culto por parte de la escena pop más espabilado y snob, y se deja querer pero sin caer en sus redes, aunque de momento no hemos oido a ningún hipster decir que mola, y sí a mucha gente cercana al hardcore, al noise extremo o a cualquiera que se se mueva entre fanzines y cassetes.


Su actuación del viernes 16 en la  fiesta Aplasta-Madrid Popfest nos brinda la oportunidad para preguntarle sobre algunas de las inquietudes que nos causa el pasado y el presente de algo llamado indie-pop, pop underground, o a nuestra manera "outdie". 


¿Qué es para vosotros el el pop independiente, underground o como se quiera llamar, significa algo más que música?¿creeis que hoy aún es posible algo así como un movimiento de resistencia del pop en todas sus vertientes o está totalmente muerto y entregado a la tendencia?

No tengo una idea concreta de qué es el pop independiente o underground. Para mí la palabra "independiente" implica que no participa de subvenciones, patrocinios u otras historias de este tipo. No me gusta asociar esto a un estilo de música concreto, creo que la creatividad y la música libre se pueden encontrar en cualquier "escena".


Soy bastante escéptico con la idea de un movimiento de resistencia en un campo que está totalmente absorbido por la creación de eventos publicitarios como es el pop o la música popular, aunque sí creo que existen y seguirán existiendo células de resistencia.


 ¿Creeis que es posible que la música popular pueda representar una forma de resistencia política por su propio funcionamiento? (autogestión, creación de escena, desarrollo de potencias creativas, formas de reunión y creación de cultura)


No sé muy bien a qué te refieres cuando escribes "forma de resistencia política". Si es a que la música pueda suponer un cambio social real o un movimiento social, creo que el rock y el pop tuvieron su oportunidad en los años 50 y 60 y fueron fagocitados por el sistema.
Sin embargo, sí creo que ciertas formas de funcionamiento suponen resistencia, especialmente la autogestión y el "hazlo tú mism@", y que pueden inspirar y contagiar a otras personas y cambiar sus vidas.



¿Cuál es vuestra idea de lo debería ser una canción, un disco, o una colección de canciones?, ¿tiene sentido seguir grabando discos hoy en día?


¡Ninguna! Me da lo mismo a lo que se pueda llamar canción o disco, que cada cual haga lo que le dé la gana y abajo las normas y los "deberías".
A mí me gustan los discos de vinilo y las cintas de cassette como formato físico, son preciosos, permiten una presentación artística sensacional y suenan de miedo. Por tanto, para mí sigue teniendo todo el sentido del mundo grabar discos y editarlos, ya que es la forma en la que he escuchado música toda mi vida.
Pero hay que tener en cuenta que tengo treintaytantos años y la gente joven que ahora escucha música casi ha nacido con internet, así que puede que para ellos no tenga ningún sentido todo esto y los locos de los discos seamos una especie en peligro de extinción, no lo sé...
De todas formas, como experiencia sensorial creo que no hay comparación entre escuchar un mp3 descargado y pinchar un disco en tu casa. 






1 comentario:

ac dijo...

ole ole ole! viva el pop fest y sus benéficos!

Radio Aplasta tus Gafas de Pasta

Programas antiguos de radio Aplasta tus Gafas de Pasta

Seguidores

Archivo del blog