El final de una quimera



Hay tormentas, olas de frío y momentos en que todo cambia de golpe, en que uno se da cuenta de que hubo una época para decidir continuar, y que ahora es momento de decidir no continuar, buscar cambios para que todo siga igual, volver a escribir artículos protesta, hacer fotocopias, desempolvar los CDr en blanco, volver al origen. Coser felpa, o lo que se te ocurra.
Ayer discutía de nuevo la manera de salvar el mundo con uno de los redactores de la revista plástica, y me di cuenta de que llevaba demasiado tiempo escuchando lo que era lo mejor, que era lo menos malo, soportando la imposición de una mayoría que cada vez me escucha menos y con la que cada vez tengo menos ganas de intentar parlamentar.

El frío nos mordía frente al Juglar, a la orilla del trágico último concierto de los Autocratas, o al menos el último de esta época. Supongo que nos remordía cierta melancolía de pensar en la fugacidad de las cosas, de vivir en un mundo donde todo se acaba, donde uno se pelea, lucha y patalea por cambiar las cosas, y luego se desvanece para ceder ese papel a otro que vuelve a repetir ese circulo, uno puede esperar que se le recuerde, por unos pocos, o tal vez uno prefiera desvanecerse en el éter, y dejar una huella invisible en el universo.
Pero la discusión giró sobre todo en torno a si una filosofía artesanal tenía o no sentido, a sí hacer cuatro discos para que los escuchen cuatro gatos servía o no para algo. Yo defendía que si que lo tenía por supuesto, y por qué no lo va a tener. Fue una discusión de esas que podrías tener durante horas sin cansarte, y sin ofenderte tampoco, porque aprendes con cada razonamiento que se te presenta y con cada idea que aportas. Nuestras posiciones no eran las mismas pero había en común cierta idea de defender lo extraño, de promoverlo ( a distintos niveles) de celebrarlo frente a quién sólo quiere auto-complacérse con lo que consideran placentero estéticamente. Sobre todo buscar grupos que usan la música para expresar su propio mundo interior, y que a mi parecer es lo que debería ser el arte, más allá de las tendencias y de lo que más le guste a la gente. Hay que fomentar esa creatividad, no simplemente disfrutar obscenamente de ella, y sobre todo no debemos preocuparnos de que grupos son más atractivos para un público apático, o de si algo está de moda.

Atentos porque hay una guerra en marcha, es una guerra oculta, pero muy real, elige bando y toma posiciones.




13 comentarios:

Anónimo dijo...

vaya salvapatrias!

Daniel de la Mancha dijo...

¿Y qué demonios tendrá que ver todo esto con ser un salvapatrias? En todo caso he escrito esto para mí, y lo he publicado por despecho. Lo he hecho sencillamente porque me apetecía. Hubiese esperado que lo entenderían muy pocos o sólo una persona. Tendría que haber supuesto que habría interpretaciones, pero no deja de asombrarme la verdad, sobre todo porque posiblemente no entiendas a santo de qué viene todo esto ni lo que estoy criticando entre lineas.

esquimales dijo...

me gustaría saber de ke guerra hablas, porke a dia de hoy puedes referirte a muchas cosas, pero quedandome con las ultimas lineas del post, lo de fomentar la creatividad en el arte, en las bandas, y mas concretamente en madrid, que no se en otros lados pero aqui es un constante postureo, un cumplir con el calendario y el evento, una falta de pasion y de interés real en la mayoria del publico y porke no decirlo, en las bandas que son conformistas, no podiamos estar mas de acuerdo. esa guerra existe.

Daniel de la Mancha dijo...

Sí, tiene mucho que ver con eso claro. Un despotrique mío más que nada.

Anónimo dijo...

se pueden saber nombres de grupos de "pose"? porque tb hay algunos grupos que hacen la pose "antipose" y despues salen en revistas de moda... :)

Anónimo dijo...

he decidido ser indie, voy a cortarme mal el pelo, a comprarme ropa un poco rota y a decir que el mundo es una mierda. Gracias

Anónimo dijo...

salvapatrias y fenomeno. sois unos guays pretenciosos. no more heroes!

Anónimo dijo...

de anónimo a anónimo...ya llevas el pelo mal cortado y tu vida sí, es una mierda, y lo sabes, quizá necesites algo de afecto... míratelo

absurdista dijo...

entiendo que hay una horda de hipsters posmodernos que reniegan de palabras como honestidad, mundo interior, profundidad, espiritualidad, nobleza, incluso han eliminado de su vocabulario ideas como revolución, comunismo o anarquismo. Ellos si que se creen mejores que los demás pero no representan más que a la más burda burguesía acomplejada, la mediocridad nihilista más empobrecida intelectual y artísticamente, incapaces de amarse ni a ellos mismos e incapaces de odiar sin intentar destruir. La masa embrutecida democrática y arrogante que sólo actúa mediante imposiciones, mandatos y obligaciones. ¿os parece bien que no me sienta identificado con esa gente? si eso es ir de guay, soy el más guay. Eso si, me gustaría que la masa enfurecida no intententase acabar con los que no quieren ser como ellos

Anónimo dijo...

espero q todos estos posts los esteis escribiendo desde vuestro mac.. cuanta hipocresía..

absurdista dijo...

hipocresía por qué? además de que ya me gustaría tener un mac, yo no estoy defendiendo ningún principio moral, ni ningún misticismo budista o cristiano. lo que no tolero es la explotación, no por ningún principio moral ni por cursilerías caritativas o igualitaristas. esto no tiene nada que ver con ser cura, sino con vivir la vida alegremente, lo cual es imposible sin lucha, sin crítica, y sin oponer resistencia a formas de explotación que eliminan y se apropian de de nuestro trabajo, lo cual es lo nuestro, lo propio, lo contrario a lo privado. La propiedad privada como su nombre indica es un robo, y va en contra de la propiedad como el derecho al uso y disfrute que brota del esfuerzo y del trabajo. Explotar algo es alienarlo y convertirlo en mercancía, vaciarlo de sentido y de valor de uso. si este blog sirve para algo es porque aquí podemos decir que no queremos que nos exploten.

Otra cosa, es imposible ser explotador sin a su vez ser explotado, no es un principio metafísico o moral, es un principio material. No consiste en ser bueno, ni en ir de bueno, todo lo contrario tanto los buenos comos los malos son lo mismo, nosotros queremos ir más allá de esta dialéctica moralizante, que no lleva más que al exterminio de los buenos llamando malos a su enemigo y así recíprocamente.
Nuestra lucha no es la de unos contra otros, no es la del bien contra el mal, es la de la creación frente al exterminio.

Anónimo dijo...

porque todo el mundo que piensa diferente a ti es un burgués, un hipster, un pijo...?

vuestro mundo aplasta se define como un dualismo infantil de bueno/malo, burgués/molón autentico, guays/antiguays

el mundo es mucho más que eso afortunadamente

¡¡¡viva las minorias, joder!!

pd: lo de llamar burgués o pijo a alguien es una forma de despreciar cualquier persona o razonamiento que no te guste y es un poco como de primero de bachiderato justito (nadie se ha autonombrado ni pijo ni burgués ni jipster...)

absurdista dijo...

¿? todo el mundo que piensa diferente a mi es un pijo o un burgués? ¿de dónde se deduce eso? el mundo no es dualismo, todo lo contrario, lo que defiendo en el comentario es el pluralismo y lo singular, ¿no se entiende esto?:

"tanto los buenos comos los malos son lo mismo, nosotros queremos ir más allá de esta dialéctica moralizante, que no lleva más que al exterminio de los buenos llamando malos a su enemigo y así recíprocamente.Nuestra lucha no es la de unos contra otros, no es la del bien contra el mal, es la de la creación frente al exterminio.."

Radio Aplasta tus Gafas de Pasta

Programas antiguos de radio Aplasta tus Gafas de Pasta

Seguidores

Archivo del blog