La impotencia de la respuesta social. Segunda parte

El silencio cómplice de los intelectuales y del mundo del arte y de la cultura en general deja en evidencia que hemos llegado a un punto en el que el silencio es una toma de postura. La cultura es inválida sino es capaz de ofrecer resistencia a la dominación a la que se ve sometida. Tomar posición es hablar con libertar sin miedo a la crítica, quejarse en alto de lo que está sucediendo. Mirar hacia otro lado con una sonrisa cínica pensando que hay que ser positivos sólo nos condena al sometimiento a los valores establecidos. Por eso el mundo de la cultura actual sólo me da asco y su silencio me hace pensar en lo poco que valen esos intelectuales cuando son incapaces de denunciar la estupidez. Tal vez solo quieren tomar otra copa de vino y celebrar la bella decadencia de una sociedad a la que desprecian profundamente.


Radio Aplasta tus Gafas de Pasta

Programas antiguos de radio Aplasta tus Gafas de Pasta

Seguidores

Archivo del blog