Por un POP anticapitalista


El pop siempre se ha asociado a una música pija, clásica y defensora del status, pero creemos que esto no debería ser así y menos hoy en día. Defendemos que la oposición a capitalismo debe abarcar todos los estratos de la música popular y eso tiene que incluir a todos los sonidos y sensibilidades, desde hip hop, el punk, y los sonidos que tradicionalmente han implicado una idea de marginalidad y conciencia social hasta la música que tradicionalmente ha tenido solamente una carga hedonista como la música dance. Creo que ha llegado el momento de darnos cuenta que la música en general no puede vivir al margen de su potencia transformadora, y que los que tenemos grupos formamos parte de un precariado que se enfrenta a una situación de vida o muerte.

El mercado capitalista puede sobrevivir sin música, al igual que puede vivir cada vez más sin obreros y sin trabajadores, el paro ya no es una situación coyuntural, sino estructural y en la música pasa igual, cada vez hacen falta menos compositores, menos grupos, en definitiva menos gente tocapelotas. Nos enfrentamos  a la situación en la que permitirse crear música al margen de los intereses de una multinacional es un acto político en sí mismo. Sólo nos falta la conciencia de que formamos parte de lo mismo, de que somos una fuerza real de resistencia capaz de mantener nuestras propias redes de colaboración e intercambio.

Decir no al capitalismo ya  no es ser antisistema, ha pasado a ser una cuestión de extrema necesidad y de sentido común. El nihilismo absoluto reside en la locura de la lógica capitalista, y lo que necesitamos los que creemos que existe el progreso de la humanidad hacia algo mejor es precisamente canalizar toda la nada que hay en nosotros hacia algo totalmente nuevo que no sea destrucción ni la tradición, es ponernos manos a la obra en la creación de "algos" estén peor o mejor, no mundos perfectos, ni ideales platónicos, sino artefactos experimentales, herramientas que nos permitan sobrevivir este mundo cada día. Ahí reside nuestra lucha, porque nuestra lucha no es una, son todas, son las que están pasando ahora mismo en la calle, pero también lo son en nuestros trabajos, en nuestras relaciones, en nuestras alianzas y en nuestra propia cabeza. Comenzamos escribiendo una canción para resistir, pero ser conscientes que hacer una canción implica mucho más que eso es el comienzo de un POP anticapitalista. 

Camaradas del POP armémonos y cantemos hacia una verdadera liberación musical!!


No hay comentarios:

Radio Aplasta tus Gafas de Pasta

Programas antiguos de radio Aplasta tus Gafas de Pasta

Seguidores